BIENVENIDOS A YUMYS GALAXY, EL RINCÓN DE MARCO ATILIO.

lunes, 29 de octubre de 2012

Enigmáticas muertes en Hollywood

Desde los comienzos del cine, los directores han plasmado en la gran pantalla películas llenas de misterio, intriga, muertes y asesinatos, pero ya sabes lo que dicen: "la realidad supera a la ficción".
 
Paradojas de la vida, algunos de los actores más famosos, y otros menos reconocidos, han protagonizado, sin ningún tipo de guión, su propio "The End" más recordado. Una última toma que ha marcado sus muertes como las más extrañas del mundo del cine.
 
Marilyn Monroe
 
Marilyn Monroe 1

Posiblemente la muerte que más líneas ha llenado ha sido la de la 'Chica del calendario'. A las 4:55 horas de la madrugada del 5 de agosto de 1962, el jefe de policía de Los Ángeles recibió una llamada del psiquiatra de Marilyn: la actriz había muerto en su casa de Brentwood, California. La primera autopsia dictaminó sobredosis de barbitúricos, pero el informe policial definió la causa como "posible suicidio" por falta de pruebas, con lo que la especulación sobre un posible asesinato estaba servida.
 
Marilyn Monroe 2 Marilyn Monroe muerta 

Hay multitud de teorías sobre la muerte de Norma Jean Baker (tal era su nombre verdadero en su registro de nacimiento en 1926), desde las que apuntan que sus romances con el presidente John F. Kennedy y su hermano, el senador Robert provocaron su homicidio para que no filtrase secretos de estado, hasta las que afirman que fue la mafia quien la liquidó para que no revelase a la policía los tratos que mantenían con Frank Sinatra.
 
Marilyn Monroe 3 Tumba de Marilyn Monroe

La policía, extrañamente, no reveló el nombre de la sustancia que había tomado Marilyn, e incautó y rehusó hacer públicas las cintas magnetofónicas de la compañía de teléfonos en que estaban grabadas las llamadas que efectuó la noche de su muerte. Esto no hizo más que confirmar las sospechas de que Marilyn llamó a alguien en busca de ayuda, alguien cuya alta posición pública no le permitía afrontar el escándalo que hubiera supuesto verse envuelto en semejante asunto.
Su desaparición en plena juventud, y en la cumbre de su fama como actriz y como mito erótico vivo, no hizo más que acrecentar la leyenda.
 
Brandon Lee
 
BrandonLee 1

Al igual que la extraña muerte de su padre, Bruce Lee (1940-1973), la defunción de Brandon (nacido el 1º de febrero de 1965) estuvo rodeada de misterio. El 31 de marzo de 1993, en pleno rodaje de la película El cuervo, recibió un disparo mortal. Aún se desconoce quién cambió los cartuchos de fogueo que se utilizan en este tipo de escenas por balas reales, pero los amantes de la conspiración no tardaron en apuntar que esta muerte era similar a la que sufría el personaje de Bruce Lee en su película póstuma, Juego con la muerte, por parte de la mafia.
 
Brandon Lee 2 Tumba de Brandon Lee

La cinta se terminó mediante un doble y efectos digitales, pero la carrera profesional y personal del actor acabó cuando apenas empezaba a arrancar. En el biopic Dragón: La historia de Bruce Lee se especulaba sobre un demonio que traería la tragedia al maestro de las artes marciales y a su progenie, leyenda que se difundió para ocultar que en realidad en Hollywood existe una mafia que no tiene ningún pudor en matar a quienes se la tienen jurada. Desde su muerte, El cuervo no tardó en convertirse en una obra de culto para toda una generación.

Heath Ledger
 
Heath Ledger 1

El 22 de enero de 2008 moría en su departamento de Manhattan este joven actor australiano por una sobredosis accidental de medicinas recetadas, según la versión oficial, pero los resultados toxicológicos nunca revelaron la verdadera causa de su muerte. Es más, en febrero de ese año se exoneró a los dos médicos norteamericanos de cualquier mala praxis porque se determinó que "los doctores en cuestión le han prescrito otros medicamentos a Ledger, los cuales no fueron las píldoras que lo mataron".
 
El 6 de agosto de 2008, la Oficina de Leyes de Estados Unidos, en Manhattan, cerró su investigación acerca de la muerte de Ledger sin presentar cargos. Sus dos películas póstumas le convirtieron en un nuevo mártir del cine a los 28 años: su brutal actuación como Joker (El Guasón) en El caballero oscuro le convirtió en leyenda, mientras que Terry Gilliam veía una vez más cómo el destino complicaba la finalización de una de sus películas.
 Heath Ledger 2 Traslado del cadáver de Heath Ledger

La solución que el director encontró para rematar El imaginario del Doctor Parnasus, en la que Ledger estaba trabajando como protagonista cuando murió, fue que varios de sus compañeros de profesión -Johnny Depp, Jude Law y Colin Farrell- interpretaran su personaje, el cual cambiaba de apariencia física gracias a sus poderes mágicos.
 
Heather O'Rourke
 
Heather O'Rourke 1

La cantidad de muertes post rodaje que tuvo la saga Poltergeist no tardó en incluirla dentro de la lista de películas malditas. Dominique Dunne (Dana, la hermana mayor) fue estrangulada por su novio; Julian Beck (el siniestro reverendo de la segunda entrega) murió en 1985 de cáncer de estómago; Will Sampson (el brujo de la segunda parte, que aseguraba ser chamán en la vida real) falleció en 1987 por complicaciones en un trasplante de corazón y pulmón.
 
Heather O'Rourke 2 Tumba de Heather O´Rourke 

Pero la más sobrecogedora fue sin duda la muerte de Heather O'Rourke, la niña que había nacido en 1975 y fue protagonista de la saga de Poltergeist I, II y III, que era capaz de memorizar 60 páginas de guión en una hora y pereció el 1 de febrero de 1988 por una obstrucción intestinal. En un principió se achacó a un defecto de nacimiento conocido como enfermedad de Crohn, pero finalmente se descubrió que la causa real fueron una serie de fallos médicos por tratarle la enfermedad de Crohn cuando en realidad tenía estenosis intestinal.
 
Sharon Tate
 
Sharon Tate 1

Tras el éxito de El baile de los vampiros, el director judeo polaco Roman Polanski (que ejercía también como actor en el filme junto a su esposa, Sharon Tate) fue requerido por los productores estadounidenses para que realizase su primera película en Hollywood. Se trataba de El bebé de Rosemary o La semilla del diablo (Rosemary's baby), la adaptación de la exitosa novela de terror de Ira Levin. Las malas lenguas apuntan a que recibió amenazas por parte de la comunidad satánica por revelar sus secretos en el filme, de las que Polanski haría caso omiso puesto que la película se estrenó según lo previsto.
 
Sharon Tate 2 Cuerpo de Sharon Tate asesinada

La noche del 9 de agosto de 1969, un grupo de hippies trasnochados liderados por el satánico Charles Manson asaltaron la casa del director en Los Ángeles y asesinaron a todo lo que allí encontraron en un ritual satánico. Dio la casualidad de que Polanski se encontraba trabajando en Londres, pero su esposa, de 26 años, que estaba a dos semanas de dar a luz, no tuvo tanta suerte. Ni ella, ni sus cuatro invitados (Steve Parent, Jay Sebring, Wojciech Frykowski y Abigail Folger). Sharon Tate recibió 16 puñaladas.
  Tumba de Sharon Tate

Los funerales se programaron con varias horas de diferencia para permitir que los amigos en común pudiesen asistir a ambos. Durante el funeral, Polanski concertaba entrevistas con los medios de comunicación. Polanski, incluso permitió que se le fotografiase en el salón de estar donde murieron Tate y Sebring, con la sangre seca de Tate claramente visible en el suelo delante suyo. Esto fue muy criticado. A raíz de los acontecimientos se reeditaron todas las películas en las que había actuado Tate, consiguiendo más popularidad que las ediciones originales. Algunos periódicos comenzaron a especular sobre los motivos de los asesinatos. Las amistades de Tate salieron en varias ocasiones a criticar el trato de los medios. Mia Farrow dijo que Tate era "un ser humano dulce y pura como ninguna".
 
Natalie Wood
 
Natalie Wood 1

Esta actriz estadounidense de origen ruso, cuyo nombre real era Natalia Nikolayevna Zajarenko, apareció flotando el 29 de noviembre de 1981 en las cercanías de la isla californiana de Santa Catalina. Estaba pasando el fin de semana en un yate junto a su marido Robert Wagner, con quien había vuelto tras un divorcio y diversas relaciones por ambas partes, y Christopher Walken, con quien había labrado una gran amistad durante el rodaje de Proyecto Brainstorm, su última película.

El informe policial sostuvo inicialmente que la actriz de 43 años se despertó en mitad de la noche, resbaló y cayó al agua. El doctor Noguchi, el forense que practicó la autopsia, determinó que había ingerido ocho copas de vino más dos píldoras para dormir.
 
Pero enseguida afloraron las teorías que apuntaban a una pelea por celos entre el matrimonio como verdadera causa. De este modo, en marzo de 2010 Lana Wood, hermana de la intérprete, y Dennis Davern, capitán del yate The Splendour, pidieron que se reabriese el caso. Lana sostuvo en declaraciones a la CNN que quedaban muchos cabos sueltos, como una fuerte discusión entre Natalie y Robert la noche de la muerte; el motivo era que Natalie se había ido del yate con Walken a un restaurante de la isla. Inquieto, Wagner llamó a puerto para que le fueran a buscar. Quería unirse a ellos para cenar. Los tres tomaron vino y, aunque Wagner asegura que no estaban borrachos, admite que corrió el alcohol cuando volvieron al Splendour. Davern, por su parte, había roto largos años de silencio en el libro Goodbye Natalie, Goodbye Splendour.
 Natalie Wood 3 Tumba de Natalie Wood

El propio viudo, Wagner, admitió sus celos por la relación amistosa que había entablado con Walken y la discusión en el yate en su libro Pieces of my heart, pero nunca se declaró culpable de la muerte. Tras tanto alboroto, la policía de Los Ángeles reabrió el caso en noviembre de 2011, cuando se hizo público un libro de la escritora Marti Rully quien asegura que en la muerte de la actriz, su esposo Robert Wagner estaba plenamente involucrado, en dicho libro, la escritora exhibe un testimonio del capitán del yate, The Splendor, Dennis Davern, quien manifestó a la escritora que Wagner había intervenido en la muerte de la actriz. Pero en enero de 2012 se volvió nuevamente a la tesis del “accidente”, ya que la nueva investigación no arrojó evidencia alguna sobre un posible homicidio.
 
David Carradine
 
David Carradine 1

Más conocido por su papel en la serie de televisión "Kung Fu", el veterano actor ha protagonizado una de las muertes más misteriosas de los últimos años. Su cuerpo fue encontrado el 4 de junio de 2009 dentro del armario de la habitación de un hotel en Tailandia y, según publicaron los medios locales en su momento, murió por asfixia mientras se masturbaba con un cinturón enroscado al cuello.
 David Carradine 2 Tumba de David Carradine

La forma de la muerte cuando menos es sospechosa, por lo que no tardaron en aparecer diferentes hipótesis sobre el fallecimiento. Se dijo que podría ser víctima de una sociedad secreta de artes marciales y se habló también de suicidio, pero la versión de un juego sexual fallido fue la que cobró mayor fuerza, ya que se le encontró con una peluca y un portaligas.
 
Anna Nicole Smith
 
Anna Nicole Smith 3

No fue tan famosa por su carrera interpretativa sino por su faceta de conejita Playboy. Considerada por muchos como la 'Nueva Marilyn Monroe', Vicki Lynn Hogan, tal era su verdadero nombre, había nacido el 28 de noviembre de 1967 en Mexia, Texas. El 27 de junio de 1994 se casó con un multimillonario 60 años mayor que ella, que murió al año siguiente. Obtuvo 450 millones de dólares después de una batalla legal con los hijos del millonario.
 Anna Nicole Smith 2 Anna Nicole muerta

La viuda del magnate petrolero J. Howard Marshall falleció el 8 de febrero de 2007 en el hotel casino Hard Rock Café de Fort Lauderdale (Florida).
 Anna Nicole Smith 1 Tumba de Anna Nicole Smith

La autopsia dictaminó sobredosis accidental de drogas prescritas (metadona), pero tres años después de su muerte los tribunales declararon culpables a su ex novio, Howard K. Stern, y su ex psiquiatra, Khristine Eroshevich, por conspiración, excesiva prescripción de opiáceos y sedantes a un adicto y fraude en la obtención de determinados medicamentos.
 
Thelma Tood
 
Thelma Todd 1

El cuerpo lleno de golpes de Thelma Todd fue encontrado la mañana del 16 de diciembre de 1935 en su garaje, dentro del Lincoln Phaeton propiedad de la actriz. El garaje formaba parte del complejo que constituía el “Thelma Todds Sidewalk Café” un pub-restaurante de su propiedad muy popular entre los actores de la época, situado en la avenida de la Pacific Coast, en Los Ángeles.
 
“Hot Toddy” (como la llamaban sus amigos) era una joven actriz de 30 años que había participado en casi 100 películas la mayoría de ellas en papeles secundarios. Hoy en día, aparte de por su trágico final, se la recuerda principalmente por su trabajo en una de las mejores películas de la primera etapa de los hermanos Marx, “Pistoleros de agua dulce”.
 Thelma Todd con Groucho Thelma Tood y Groucho Marx en “Plumas de Caballo”

Thelma era considerada una buena chica, profesional y de bastante buen trato, pero lo que está claro es que tenía un imán para lo que a malas compañías se refiere. Estuvo casada con un personaje bastante indeseable llamado Pat Di Cicco, un playboy que le daba palizas sin parar y que abusaba de ella en todos los aspectos. Por entonces Thelma ya tenía la nada recomendable costumbre de mezclar considerables cantidades de alcohol (“herencia” de su matrimonio con Di Cicco), con anfetaminas y otro tipo de pastillas para adelgazar, ya que tenía problemas para mantenerse en su peso.
 
En 1934 se divorció y empezó una relación clandestina con el director Roland West, con el que se asoció para montar su negocio, el “T.T. Sidewalk Café”. Roland estaba casado, pero ambos decidieron fijar su residencia común en el piso superior del complejo. Siguiendo la corriente a la moralidad de la época, ocupaban habitaciones separadas, aunque muy pocos sabían que éstas estaban intercomunicadas por una puerta común.
 
Poco después, Toddy conoció al infame gánster Lucky Luciano, con el que se dice que inició un tormentoso romance, pese a no haber existido testigos que lo hayan confirmado claramente desde entonces…
 
Lucky Luciano es el protagonista indiscutible de la teoría más atractiva y verosímil sobre la causa real de la muerte de Thelma. Según parece, este, atraído por la popularidad del restaurante, empezó a obsesionarse con la idea de montar una zona clandestina de apuestas y juego en el local, idea que la actriz vetó desde un primer momento. Incluso, existe la leyenda de que en cierta ocasión, durante una de sus numerosas discusiones en público, Thelma, refiriéndose al plan de Luciano le gritó: “¡por encima de mi cadáver!”, a lo que el famoso criminal respondió con sarcasmo “eso se puede arreglar”.
 
Lo cierto, es que el 16 de diciembre de 1935 Thelma fue encontrada muerta por su ama de llaves en el garaje de su casa, en la parte superior del restaurante. La noche anterior había acudido a una fiesta celebrada en su honor en el restaurante “Trocadero”, donde cenó con su amiga la actriz Ida Lupino, hija del anfitrión de la fiesta Stanley Lupino. Allí coincidió con su ex marido, Di Cicco, con el que se enfadó airadamente tras verlo aparecer del brazo de otra mujer, ya que, según se dijo, este iba a compartir mesa con ella esa noche.
 Thelma Tood 3 El cuerpo sin vida de Thelma tal y como lo encontró la policía

Pero pese a la desagradable situación, los amigos de Thelma que se hallaban presentes esa noche, aseguraron que la actriz estaba de muy buen humor y que no contemplaban en absoluto la posibilidad de que estuviera pensando en suicidarse. Los primeros archivos de la policía señalaron su muerte como suicidio accidental por envenenamiento con el monóxido de carbono desprendido por el coche. Pero estas afirmaciones llevan a las siguientes incógnitas, que hacen imposible e inverosímil cualquiera de las dos posibilidades:
 Thelma Tood 4 Thelma Tood muerta

¿Si Thelma cometió suicidio poniendo su coche en marcha y encerrándose en su garaje, o si simplemente fue un accidente, al quedarse, por ejemplo, dormida, en tal situación, por qué fue encontrada con la nariz rota, con sangre alrededor de su boca, y con incontables moratones en su cuerpo?
 
¿Si todavía había dudas con respecto a la causa de su muerte, por qué su cuerpo fue incinerado tras realizarle la (inconcluyente) primera autopsia, borrando de golpe cualquier posibilidad de averiguar algún día lo que había pasado en realidad?
 
Otra posibilidad que se barajó fue que Roland West, molesto con la actriz por sus continuas salidas, la hubiera encerrado en el garaje, causando accidentalmente su muerte, aunque esto no sería explicación alguna para los golpes que recibió Todd antes de morir. Sin embargo, curiosamente, no hace mucho salió a la luz que supuestamente Roland West confesó ser el culpable de la muerte de la actriz poco antes de morir, algo que, por otra parte, no puede ser probado.
 Thelma Tood 5 Tumba de Thelma Tood

El certificado oficial de defunción, manifiesta que un envenenamiento accidental fue la causa de su muerte. Las autoridades declararon estar conformes con el veredicto final. 
 
Lo único que está claro es que la muerte de Thelma Todd permanecerá para siempre como uno de los casos más turbios y misteriosos de la parte más sombría de la leyenda de HOLLYWOOD.
 
Marco Atilio






































































domingo, 21 de octubre de 2012

La ineptitud de nuestros gobernantes

FIESTA POLÍTICOS INEPTOS

Si nuestros gobernantes y todos los gobernantes de Europa que tienen el deber de sacarnos de la crisis, no son capaces de hacerlo, es porque lisa y llanamente son unos ineptos y están aplicando las recetas equivocadas. Pues si esto es así (y ya se ha demostrado que es así), lo que deberían hacer más pronto que tarde es ir a engrosar las listas del paro porque vista su ineficacia es para lo único que sirven.
 
Que la incompetencia de la clase dirigente es manifiesta se ha convertido casi en un axioma, porque si después del tiempo que ha pasado desde que comenzó la crisis, aún no nos han sacado de ella, es porque el grado de idiotez de nuestros políticos es francamente preocupante.
 
O puede que no nos quieran sacar de la crisis por oscuros intereses (lo más probable), entonces a la par que son idiotas es que tienen muy mala leche.
 
Marco Atilio


miércoles, 17 de octubre de 2012

Otras medidas frente a la crisis

Juan Torres

Hoy os traigo al blog un interesante artículo, publicado por el Catedrático de Economía Aplicada en la Universidad de Sevilla y miembro del Consejo Científico de Attac España, Juan Torres López. 
 
Juan Torres es una de las voces más críticas ante las políticas de recortes y de austeridad que nuestro gobierno (encabezado por el Sr. Rajoy) y los gobiernos neoliberales de Europa (con la Sra. Merkel al frente) están poniendo en práctica y que tan nocivas son para el conjunto de la sociedad (sobre todo de la más desfavorecida) de España y de la UE.
 
Juan Torres es una de las opiniones más autorizadas dentro del mundo de la economía que hay en nuestro país y, además, es sensible al dolor de las personas y un economista que a través de sus numerosos artículos denuncia los desmanes de este nauseabundo sistema capitalista que está empeñado en desmantelar todo el Estado del Bienestar que tantos años nos ha costado conseguir. Es también autor o coautor de numerosos libros en cuyas páginas propone alternativas sensatas y viables a la crisis económica que padecemos. El artículo en cuestión es este:
 
OTRAS MEDIDAS FRENTE A LA CRISIS
 
“Un estudio reciente del investigador del DIW (Deutsches Institut für Wirtschaftsforschung) de Berlín, Stefan Bach (Capital Levies—A Step Towards Improving Public Finances in Europe. DIW Economic Bulletin 8.2012), comenta algunas soluciones que podrían permitir hacer frente a la crisis con más éxito que las medidas de austeridad que se vienen tomando en Europa. En concreto, se refiere al establecimiento de impuestos extraordinarios sobre la población de rentas más elevadas, algo que en España venimos proponiendo también diferentes economistas críticos.
 
Según los datos que proporciona para el caso alemán, un impuesto sobre el 10% de las personas de mayores ingresos (que en Alemania concentran las dos terceras partes de la riqueza) proporcionaría ingresos equivalentes al 9% del Producto Interior Bruto. Y, según sus estimaciones, este último porcentaje podría ser aún mayor en los países del sur de Europa, como el nuestro.
 
Eso significa que por esta vía, evidentemente más equitativa y mucho menos dañina para la actividad productiva, para el empresariado que crea empleo y para el conjunto de la sociedad, incluso se podrían obtener más recursos que los que se ahorran con los recortes que se vienen produciendo y que, en lugar de salvarla, están provocando que la economía se venga abajo.
 
Se trata a mi juicio de una alternativa que se debería considerar con urgencia en un país como el nuestro que se ha puesto a la cabeza de la desigualdad en Europa y en donde el número de millonarios así como la riqueza de sus grandes fortunas crece sin cesar y paralelamente al deterioro de la economía y de las condiciones de vida de la mayoría de la población.
 
Que nadie diga, pues, que no hay alternativas”.
 












viernes, 12 de octubre de 2012

La muerte no es el final



Hoy, 12 de octubre, ha tenido lugar en Madrid el tradicional desfile militar en conmemoración del Día de las Fuerza Armadas. Es un evento que me gusta y que no suelo perderme y lo veo siempre que puedo. Quizá mi gusto por los desfiles militares se deba a que participé en varios de ellos en mis tiempos de soldado cuando hacía el servicio militar. El más importante del que formé parte fue el III Certamen de Músicas Militares que se celebró en Peñíscola (Castellón) en 1980 y que fue retransmitido por Televisión Española. ¿A que no lo sabíais?

Precediendo a la parada militar hay un acto de lo más emotivo, este no es otro que el Homenaje a los Caídos por España. En él se canta el himno “La muerte no es el final” y que siempre que lo escucho me emociona y me pone un nudillo en la garganta.

La muerte no es el final es una canción cristiana que compuso el sacerdote español Cesáreo Gabaráin Azurmendi, (1936-1991) tras el fallecimiento prematuro de Juan Pedro, un joven de 17 años que era organista en su parroquia.

Las Fuerzas Armadas de España adoptaron parte de esta letra como himno que se canta en homenaje a los militares que han muerto en acto de servicio a lo largo de la Historia, dentro de las ceremonias castrenses en homenaje a los Caídos por España.

La adopción de esta letra tiene su origen en el año 1981, cuando el teniente general José María Sáenz de Tejada la escuchó cuando asistía a un funeral y pensó que ese himno realzaría sobremanera el traslado de la tradicional corona de laurel hasta la cruz en los ceremoniales militares de homenaje a los Caídos. La versión definitiva de la música para destino castrense fue llevada a cabo por Tomás Asiain.

La parte de la canción que se entona en el Homenaje a los Caídos es la siguiente:

Cuando la pena nos alcanza
del compañero perdido,
cuando el adiós dolorido
busca en la Fe su esperanza.

En Tu palabra confiamos
con la certeza que Tú
ya lo has devuelto a la vida,
ya lo has llevado a la luz.
Ya lo has devuelto a la vida,
ya lo has llevado a la luz.

La canción completa es esta:

Tú nos dijiste que la muerte
no es el final del camino,
que aunque morimos no somos,
carne de un ciego destino.

Tú nos hiciste, tuyos somos,
nuestro destino es vivir,
siendo felices contigo,
sin padecer ni morir.

Cuando la pena nos alcanza
por un hermano perdido,
cuando el adiós dolorido
busca en la Fe su esperanza.

En Tu palabra confiamos
con la certeza que Tú
ya le has devuelto a la vida,
ya le has llevado a la luz.
Ya le has devuelto a la vida,
ya le has llevado a la luz

Cuando, Señor, resucitaste,
todos vencimos contigo
nos regalaste la vida,
como en Betania al amigo.

Si caminamos a tu lado,
no va a faltarnos tu amor,
porque muriendo vivimos
vida más clara y mejor.

Aquí tenéis un video con el Himno “La muerte no es el final” adoptado por las Fuerzas Armadas y que se entona en el Homenaje a los Caídos:






Marco Atilio

sábado, 6 de octubre de 2012

Nuestro partido

goofi-tenista

Hace tiempo que por problemas físicos dejé de jugar al tenis, una de mis aficiones favoritas. Lamentablemente ya no puedo hacerlo, pero sí que conservo los entrañables recuerdos de aquellos partidos que jugaba junto a mis amigos y el alma y el espíritu competitivo que le poníamos los cuatro mientras jugábamos, como si estuviéramos compitiendo en la pista central de Roland Garros para ganar la final. Lo que sigue es el relato de las emociones que me embargaban en uno de aquellos partidos y que bien podían extrapolarse a todos los que jugamos (que fueron muchos).
 
Más allá del ganar o perder, lo que recuerdo de aquella etapa era lo bien que nos lo pasábamos con aquellos enfrentamientos, no por el juego en sí (que también) si no por todo lo que rodeaba a aquellas tardes amarillas del otoño o las cálidas tardes de la primavera cuando nos reuníamos los cuatro para jugar nuestro partido de tenis (las bromas, las risas, la tertulia de después acompañada de unas cervezas). Una gozada que ha quedado en mi memoria y de cuyos recuerdos disfruto con frecuencia. 
 
Tengo que decir que mientras lo escribía he sido feliz, como lo era cuando me reunía con mis amigos, dos de ellos ahora lejos y a los que no veo desde hace tiempo por diversas circunstancias. Así era el partido… nuestro partido y mis emociones con las que acaso, alguno de vosotros os sintáis identificados:
 
dobles

Anhelábamos ese día, esperábamos ese día, soñábamos con ese día…, el día de nuestro partido.
 
Ese día llegaba al fin, nos encontrábamos a primera hora de la tarde o a veces por la mañana. Nos saludábamos y entre bromas y risas nos dirigíamos a la pista que nos esperaba vacía…, muerta…, apartada y solitaria. Pronto la despertaríamos, la llenaríamos de vida, de emociones…, de pasión.
 
Nos preparábamos con impaciencia, casi con prisa. Ansiábamos volver a tocar la raqueta, volver a sentir la pelota golpeando contra las cuerdas.
 
Un peloteo inicial…, buenas sensaciones…, buen toque. Hoy ganamos, lo presiento.
 
Un servicio de Antonio…, angulado. La pelota resbala en la pista, la consigo devolver…, pero no es suficiente.
 
Diego se cruza y volea, ¡una volea inapelable! ¡Caray! Hemos perdido el primer set.
 
¿Y las buenas sensaciones…?
 
Nos están machacando… Están alargando mucho la bola…, casi a la línea. ¡Qué restos!
 
Una buena derecha cruzada… sobre el revés de Antonio… Subimos a volear a la red… Ninguna opción… la pelota sube…, sube…, nos sobrepasa… ¡Un globo magistral! ¿Cómo es posible…? Adiós al segundo set.
 
Las sombras se alargan, el sol cae sobre el horizonte pero, aún está alto, aún queda tiempo.
 
Estoy algo tenso aunque… ¡podemos remontar!, seguiremos dejándonos la piel… para ganar.
 
Un buen revés… paralelo…, profundo… sobre la derecha de Diego; este corre, alcanza la pelota y la golpea, muy baja sobre la red, a los pies de M. Ángel que la corta, la acaricia; la pelota choca contra las cuerdas y produce un sonido característico antes de caer muerta al otro lado de la red. ¡Gran volea! Ahora estamos jugando bien, el tercer set ha caído de nuestro lado.
 
¡Vaya derecha de Diego!, la ha pasado por el lateral, pegada a la línea… 
 
¡Qué gran remate de M. Ángel…! ¡Contundente y definitivo!
 
Intento sorprender a Antonio y pasarlo en la red con un resto de derecha al pasillo: ¡Demonios…! ¡Qué reflejos…! ha cruzado la bola con un ángulo increíble…
Los músculos me duelen de la tensión y el cansancio… 
 
¡M. Ángel, buena volea…! ¡Buen resto…! ¡Buen revés…! (Intento animar a mi compañero).
 
Antonio nos lanza un globo, la pelota vuela y nos sobrepasa. Corro con todas mis fuerzas y a duras penas la alcanzo; de espaldas a la red, sin mirar, golpeo de derecha y coloco la pelota en un hueco imposible ante el asombro de mi compañero, de los contrarios… y del mío. Mil veces que volviera a intentarlo y pocas volvería a conseguirlo… ¡Hemos ganado el cuarto set! 
 
Jadeantes y sudorosos, los cuatro amigos nos estrechamos la mano, no hay tiempo para más, el próximo día acabaremos el partido.
 
Mientras nos despedimos la tarde se muere, el rojo sol de poniente prende los árboles…, los jardines…, todas las cosas.
 
La pista queda de nuevo vacía y muerta. Una extraña y pasajera melancolía se apodera de mí cuando la miro por última vez, pero pronto volveremos a llenarla de vida…, de emociones… y de pasión.
 
Marco Atilio
























Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...