BIENVENIDOS A YUMYS GALAXY, EL RINCÓN DE MARCO ATILIO.

miércoles, 29 de octubre de 2014

Cuando la muerte se lleva un ser querido

 dolor
Hace pocos días falleció en Barcelona, después de una penosa enfermedad, la mujer de mi primo Fernando. Una mujer extraordinaria por su bondad que ha encontrado la muerte cuando todavía le quedaba vida por vivir y muchos sueños por realizar. Con su muerte ha sumido en una profunda amargura a mi primo, así lo pude apreciar cuando fui a visitarlo a su casa del pueblo en la que descansa por unos días. Una casa que compraron su mujer y él con el propósito de vivir en ella durante largas temporadas alejados de la algarabía de una ciudad como Barcelona. Ellos dos eran un matrimonio ejemplar, juntos desde muy jóvenes, en su matrimonio siempre reinó el respeto, el compromiso, la tolerancia y sobre todo el amor, el profundo amor que ambos se profesaban. Por eso, entiendo que la pérdida de su adorada esposa sea todavía mucho más traumática.

miércoles, 8 de octubre de 2014

Políticos torpes, políticos aprovechados


ineptos

Tengo la impresión de que, en general y salvo algunas excepciones, nuestros políticos son malos en sus respectivas profesiones, gente frustrada que se mete en política, no para resolver los problemas de la gente, sino para medrar y enriquecerse ellos lo más posible en el menor espacio de tiempo y resolver así su futuro para siempre. Al ser mediocres profesionales pero muy buenos demagogos y estupendos mentirosos utilizan estas artimañas para ganarse el favor de la gente y una vez elegidos, aferrarse al cargo per saecula saeculorum.

En definitiva, unos engañabobos sin escrúpulos que, en el fondo, si de algo pueden presumir es de su ineptitud, si no ¿por qué no son capaces de sacarnos de esta maldita crisis que padecemos desde hace ya tantos años? Una de dos, o su incapacidad llega hasta límites insospechados o directamente carecen del menor atisbo de decencia. Casi que me inclino por ambas cosas.
 
Luego está el tema de la corrupción, que planea como una niebla densa por todas las rendijas de esta “casta” (una palabra muy de moda últimamente) casi de forma transversal.
 
Y nosotros, pobres diablos, los votamos sin reservas creyendo que van a solucionarnos nuestros problemas. ¡Qué ingenuos! En las próximas elecciones corred a votarlos, sobre todo a los mismos que han provocado todo este desaguisado, ¡pobrecitos! no sea que se mueran de hambre... Como no elijamos bien a nuestros gobernantes los que nos podemos morir de hambre somos nosotros.
Marco Atilio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...