BIENVENIDOS A YUMYS GALAXY, EL RINCÓN DE MARCO ATILIO.

viernes, 26 de abril de 2019

¿Por qué se vota a Vox?


 Vox representa a los nostálgicos de la dictadura que sumió a España en 40 años de represión y atraso. Vox representa los rescoldos del franquismo, rescoldos que creíamos apagados pero que en realidad estaban todavía candentes dentro de la guarida del PP.

Ahora han visto la oportunidad propicia y, jugando hábilmente con las emociones borreguiles de la gente, han salido a escena cual elefante en una cacharrería.

Y lo que es más lamentable es que el PP, aunque de este partido no me extraña tanto, y Ciudadanos, han hecho un guiño claro a pactar con un Partido que recuerda tristemente a los años más oscuros de la dictadura franquista.

No me puede extrañar que el PP se sienta más o menos cómodo con estos compañeros de viaje porque, en definitiva, es el lecho donde descansaba Vox. Lo que  no puedo comprender es como un Partido que dice mirar al futuro, que quiere romper con las viejas políticas, un partido supuestamente reformador como se define Ciudadanos, no niegue taxativamente cualquier acercamiento a un Partido de Ultraderecha.

Como tampoco puedo entender que haya gente, (trabajadores, desempleados, gente humilde…) que no se sabe muy bien por qué, vayan a votar a un Partido contrario a la Sanidad Pública, a la Educación Pública, que se decante por un sistema mixto de pensiones con el último fin de privatizarlas..., contrario en definitiva al Estado del Bienestar. Ideario que no precisamente favorece a ese estrato de la sociedad. Sin embargo van a votar un Partido de extrema derecha aunque les perjudique claramente.

Bueno, en realidad sí puedo intuir por qué se puede producir esta paradoja:

Por la falta de pensamiento crítico. ¡POR LA INCULTURA!

Esta frase mía publicada en Twiter define muy bien a lo que me refiero:

“A un pueblo inculto es fácil manipular, adoctrinar, amaestrar, aborregar y, en último término, subyugar”.

Ahí tenéis la respuesta.

Marco Atilio

martes, 16 de abril de 2019

Incendio en Notre Dame

Ayer fue un día de luto para el arte, la cultura y la belleza del mundo. La Catedral de Notre Dame en París ardía por un fuego accidental del que a fecha de hoy no se conocen las causas.

La aguja de la catedral y el techo colapsaron y tanto el espacio interior como muchos de los artefactos que albergaba fueron gravemente dañados. Las llamas envolvieron la parte superior de la catedral, incluyendo sus dos campanarios y la torre central, con el techo y la aguja que se derrumbó. La estructura primaria, incluidas las dos torres, y un tercio del techo, no resultaron dañados.

Las principales obras de arte y reliquias de Notre Dame pudieron salvarse del incendio. La Corona de Espinas, un fragmento de la Cruz Verdadera, uno de los Santos Clavos, las estatuas de bronce de los doce apóstoles y la túnica de San Luís están ahora en un lugar seguro según la alcaldesa de París Anne Hidalgo.

A mí, como amante del arte y de la cultura, el siniestro me ha producido un gran pesar. Siglos de historia se han consumido en unas horas en el monumento más visitado de Europa y uno de los más visitados del mundo. Edificio arquitectónico emblemático de París y de Francia entera. Muy querido por los franceses y seguramente también por todos aquellos que hayan podido disfrutar de su contemplación alguna vez en su vida.

Yo no he tenido el privilegio de visitar Notre Dame en ninguna ocasión pero, como he dicho antes, como amante del arte, de la cultura y de la belleza en general, estoy profundamente afectado por este desgraciado suceso. Una pena que en unas horas se hayan destruido tantos siglos de historia. Día de luto para la cultura mundial.

¡Una lástima, una verdadera lástima!

Marco Atilio

lunes, 1 de abril de 2019

Referéndum de autodeterminación

No sé por qué no dejan que los catalanes puedan votar en un referéndum de autodeterminación. Yo estaría de acuerdo con ese referéndum. Ahora, eso sí, un referéndum pactado y cualificado. Si el 90 por ciento de los catalanes quieren irse de España tanta paz lleven como descanso dejen.

Digo el 90 por ciento porque creo que ese sería un porcentaje adecuado para legitimar una decisión abrumadoramente mayoritaria. De otro modo no sería posible ya que menor porcentaje significaría que demasiados catalanes, tan catalanes como los independentistas, querrían quedarse en España y eso no legitimaría los sueños secesionistas de los catalanes partidarios de la independencia.

Por el contrario, si no secundan la independencia ese 90 por ciento, Cataluña seguiría siendo una Autonomía española como hasta ahora. Y a otra cosa mariposa.

Marco Atilio

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...