BIENVENIDOS A YUMYS GALAXY, EL RINCÓN DE MARCO ATILIO.

domingo, 22 de diciembre de 2013

Antoñita Peñuela, una grande de la copla

ap (5) 
En mi adolescencia descubrí una cantante de copla que se convirtió en una de mis favoritas desde el mismo momento en que la escuché cantar por primera vez. Curiosamente, y gracias a la información que me proporcionaron mis padres y mi hermana mayor, resultó que esta grande de la copla y el flamenco había vivido en Torreperogil y que yo había coincidido con ella en tiempo y espacio durante algunos años de mi infancia. Lástima que no la recuerde debido a mi corta edad, pero mi hermana y mis padres sí que tienen vivos recuerdos de esta gran artista que no es otra que “ANTOÑITA PEÑUELA”, una cantante con mayúsculas desaparecida trágica y prematuramente cuando comenzaba a escalar el Olimpo de la fama.

Con esta entrada quiero rendir un sentido homenaje a una de mis cantantes favoritas, una mujer que a través de sus canciones consigue despertar en mí un arrabal de sensaciones, emociones y sentimientos fácilmente comprensibles para los que, como yo, amen el flamenco y la copla en estado puro.
 
ap (8)

De la biografía de Antoñita Peñuela no existe mucha documentación, esto que sigue es lo que he sido capaz de recabar a través de diversas fuentes:
 
Antonia Peñuela Castañeda nació en Lorca, el 19 de abril de 1947 en el seno de una familia humilde. En la ciudad murciana, a la que habían emigrado sus padres en busca de trabajo, vivió hasta los 3 años. En 1950 volvieron al pueblo jienense de donde procedía su familia, Torreperogil, en donde pasó su niñez, adolescencia y juventud. Vivieron en la calle el Sol y en el Barrio de Corea, en la calle Doctor Barraquer.
 
Su padre, Antonio, era carnicero de profesión y se le conocía popularmente como “El Mataor” y a su madre, Emilia, llamaban “La Castañeda”. Tuvieron cuatro hijos: Francisca, Agustín, Antonia y María. En el pueblo, a Antoñita se la conocía como “La Mataora”, herencia del mote de su padre. Su familia tenía una pequeña carnicería en el “Mercado de Abastos” de Torreperogil. 
 
Antoñita Peñuela se aficionó al cante desde muy joven a pesar de que en su familia no había ningún antecedente musical. Según cuenta mi madre, Antoñita solía cantar a petición de la clientela de la carnicería cuando ella estaba despachando y en algunas reuniones y fiestas acompañando a su padre.
 
Pero la primera vez que actuó ante un público numeroso fue colándose en el tablao en el que actuaba en Torreperogil “Juanito Maravillas”. Un año después, durante una actuación de la “Niña de Antequera” en el cercano pueblo de Sabiote, volvió a repetir la misma operación dejando sorprendidos a todos con su arte. 
 
Cuando contaba 18 años, allá por el año 1965, la familia volvió a emigrar y esta vez fueron a instalarse en Torrente, provincia de Valencia. A partir de ese momento comienza su carrera artística.
 
ap (9)

En 1966 se presentó en el programa “Tertulia de Artistas” que se emitía en Radio Popular ganando el primer premio. Paco Vila, que dirigía el programa, apostó por ella y se convirtió en su manager pagándole la nada despreciable cifra, para aquellos tiempos, de 500 pesetas por actuación, y eso sin tener carné de artista que era obligatorio entonces para poder actuar en público de manera profesional. Al año siguiente ya era conocida por los pueblos de Valencia siendo especialmente querida en Torrente y Sagunto.
 
ap (6)

En la ciudad de Valencia actuaba con frecuencia en el Teatro “ALCÁZAR” con “El Titi”, en el Teatro “RUZAFA” con Antonio Machín y en el Teatro “APOLO” con Angelillo.
 
ap (7)

Da comienzo a su carrera discográfica en 1967 grabando dos discos para la Casa “SESIÓN” con Paco Vila como manager. Con el que sería su manager para el resto de su carrera, Emilio Lamany, firmó con una discográfica más importante y establecida a nivel nacional, la Casa “BELTER”, con la que grabó seis discos.
 
Antoñita Peñuela era una cantante que dominaba todos los palos del cante: pasodobles, rumbas, fandangos, tanguillos, alegrías, tientos, saetas… Su éxito más grande fue “La espabilá”, un tanguillo de J. Girbés que se convirtió en una especie de himno en su carrera artística ya que tenía que interpretarlo en todas sus actuaciones. 
 
ap (10)

En su repertorio, fueron populares en su voz coplas, rumbas y pasodobles como “La espabila”, “La agradecida”, “A la vera, vera”, “Vaya un lío”, “Como está mandao”, “Sólo quiero cantar”, “Bebí de tus labios”, “Perla preciosa”, “Cautiva”, “Con las manos vacías”, “Vestido blanco y negro”, “Tarde de toros”, “Por tu camino”, “El hijo del ganadero”, “Con los bracitos en cruz”, "Fandangos de la Peñuela", entre otras. Sus guitarristas habituales eran Juan Andújar y Paco Arias, aunque a veces también fue acompañada por la guitarrista Palmira.
 
Copia de 800-caucana123

Su inicio profesional fue en Valencia comenzando a partir de ahí sus giras por toda España con un gran éxito. También compartió escenario con artistas de la talla de Antonio Molina, Angelillo, Antonio Machín, Marifé de Triana, El Príncipe Gitano, Rafael Conde “El Titi”, Manolo Escobar, Paco Reyes “Paquiro”, La Chunga… con esta última hizo una gira por diversos países del extranjero. 
 
Pero a pesar de sus obligaciones artísticas y su creciente fama, no olvidaba sus orígenes y cada año volvía por Semana Santa a cantar una saeta al titular de su Cofradía, Jesús el Nazareno, desde el balcón del Ayuntamiento de Torrente, pues en el año 1966 había solicitado permiso al alcalde para ello y, desde entonces, se había convertido en una tradición que cada año repetía.
 
El 26 de mayo de 1973 contrajo matrimonio con el novillero Manuel Ladrón de Guevara Dávila, cumpliéndose de esta forma, una vez más, la unión entre una coplera y un torero. En ese acto Antoñita vestía de negro por acudir a la ceremonia embarazada y fue el padrino de su boda su representante Emilio Lamany. De ese matrimonio nacería, en Lorca, su primer hijo, Víctor Manuel, y en Valencia, el 8 de mayo de 1975, Eva María.
 
Pero cuando la carrera artística de Antoñita comenzaba a dar sus frutos llegó el desgraciado accidente que truncó su vida y su carrera para siempre. 
 
El 22 de mayo, cuando regresaba de Madrid acompañada de su marido en un “Renault 8”, sufrió un terrible accidente que le ocasionó fractura de un brazo, de las dos piernas, lesiones en el hígado, en el bazo y en los intestinos y finalmente un derrame cerebral que le causaron la muerte a los pocos días, el 5 de junio de 1975, con 28 años de edad casi recién cumplidos. Su representante acababa de cerrar un contrato para ella de seis meses, por el que cobraría 15.000 pesetas diarias, para actuar como artista principal en el “Teatro Portátil”. Dejaba un niño de 16 meses y una niña con 14 días. 
 
La misa corpore insepulto se ofició en la Parroquia de Nuestra Señora de Monte Sión, la misma en la que contrajera matrimonio tan solo dos años antes. Acto seguido fue enterrada en el cementerio de Torrente el 8 de junio de 1975 acompañada por familiares, amigos, seguidores y más de treinta coronas de flores.
 
Tumba de Antoñita Peñuela

Tras su muerte solo recibió un homenaje en Torrente, en la Sala Bony, en el que actuaron Manolo Escobar y otra serie de destacados artistas a beneficio de sus hijos. Más tarde, el 29 de agosto de 2008, también se le rindió un merecido homenaje en Torreperogil, el pueblo en donde Antoñita Peñuela pasó su infancia y adolescencia. Organizaron el acto la “Asociación Cultural Historia Viva”, la Peña Flamenca " La Soleá" y el Excelentísimo Ayuntamiento.
 
ap (11)

Antoñita Peñuela hubiera sido, sin lugar a dudas, una de las más grandes artistas de la copla y el flamenco que hubiera parido España. Lamentablemente murió antes de que su nombre quedara esculpido con letras de oro en el selecto firmamento de las diosas de la copla. 
 
Prácticamente olvidada en la actualidad, merece ser recordada como una de la cantantes de copla más originales de su tiempo, de cualquier manera dejó para la posteridad un puñado de canciones que dan muestra de su categoría y de su arte indiscutibles. 


Marco Atilio



























10 comentarios:

Un seguidor de la Peñuela dijo...

Todavía tengo cintas de Antoñita peñuela en casa. Yo la he escichado mucho en el casete del coche porque sempre la ponia cuando iba altrabajo. No sabia de su historia y pr eso me a llamado la atencion tu atículo. gracias.

Marco Atilio dijo...

Yo también he tenido cintas de casetes hasta hace muy poco en casa. Me agrada que te guste Antoñita Peñuela, una artista como la copa de un pino hoy tristemente olvidada. Aunque los aficionados a su arte como tú y como yo y como supongo muchísimos más que han tenido ocasión de admirar su arte y escuchar sus canciones, siempre la llevaremos en un rinconcito de nuestro corazón y para nosotros la gran Antoñita Peñuela no morirá jamás. Gracias por tu comentario.

alfonsi ruiz dijo...

Paco, sabias que era prima hermana de mi abuelo Marcos?

Marco Atilio dijo...

Pues no, no lo sabía. Muchas gracias por tu comentario.

Anónimo dijo...

Hace años la vi actuar junto a Manolo Escobar en las feria de mi pueblo, Madridejos, Toledo. Ya de mayor he ido coleccionando todos lis discos i cintas de ella porque la admiro profundamente. No sabia nada mas de ella y siempre he sentido curiosidad, mas si cabe al ver como se la tiene olvidada. Gracias por publicar su pequeña biografía y dejarnos testimonio de su vida. Espero algún día visitar su tumba, ahora ke se donde está, a sido siempre mi curiosidad

Marco Atilio dijo...

Yo, lamentablemente, nunca la vi actuar en directo cosa que me hubiera gustado muchísimo porque seguramente sea mi cantante de copla favorita. Mi madre tuvo el privilegio de compartir con ella momentos de su adolescencia y oirla cantar allá en el pueblo de Torreperogil en donde vivió algunos años y de donde eran sus padres. A mí también me gustaría visitar su tumba y llevarle un ramo de flores como pequeño homenaje a una artista que hubiera sido grande entre las grandes si no hubiera sufrido aquel maldito accidente que le quitó la vida y truncó su prometedora carrera. Una lástima.

Eva dijo...

Hola soy Eva su hija que satisfacción tan grande ver como después de tantos años aun hay gente que la recuerda y la tiene presente.un abrazo y un saludo enorme a todos vosotros que conseguía que siga viva para nosotros

Eva dijo...

Hola soy Eva su hija que satisfacción tan grande ver como después de tantos años aun hay gente que la recuerda y la tiene presente.un abrazo y un saludo enorme a todos vosotros que conseguía que siga viva para nosotros

Marco Atilio dijo...

Vaya Eva, no te puedes imaginar la grata sorpresa que me he llevado al ver tu comentario. Pues sí Eva, tu madre era una artista extraordinaria de la que mi madre me ha hablado en múltiples ocasiones. Mi madre coincidió con la tuya cuando vivía en Torreperogil antes de que se marchara a Torrente y me cuenta que la oyó cantar muchas veces y que lo hacía como los mismos ángeles. A mí particularmente me encanta como cantaba tu madre y de hecho tengo, si no todas sus canciones, sí la gran mayoría. He de decirte que no tengo la menor duda de que si la muerte no la sorprende tan joven, hubiera llegado a ser una de las más grandes cantaoras de España, sin duda. Para mí es la más grande. Antonio Molina en hombres y Antoñita Peñuela (tu madre) en mujeres. Aunque no la conocí personalmente (yo era muy pequeño) estoy orgulloso de haber conpartido tiempo y espacio con tu madre, de haber pisado las mismas piedras y de haber visto el mismo cielo. Y sí, tu madre seguirá viva mientras haya personas que la recordemos. De cualquier manera tu madre, la gran Antoñita Peñuela, nunca morirá para siempre porque nos legó para la eternidad su inmenso arte. Gracias por visitar mi blog Eva, muchas gracias.

MORIR LIBRE dijo...

EVA DIOS TE BENDIGA POR SER DE QUIEN ERES,
ME ENCANTA LAS CANCIONES DE TU MADRE LA GRAN ANTOÑITA PEÑUELA,
TENGO SUS CANCIONES EN MI MENTE,TENGO 32 ÑOS Y SOY FAN INCONDICIONAL DE TU MADRE,ESTATE SIEMPRE ORGULLOSA DE LA MADRE QUE TUBISTES AUNQUE NO LA CONOCISTES PUEDES OIR SU VOZ Y VER SUS FOTOGRAFIAS Y TEN SIEMPRE POR SEGURO QUE TU MADRE Y TU OS VEREIS UN DIA EN EL REINO DE CRISTO JESUS.
TIENES FACEBOOK PARA HABLAR CONTIGO Y HCER ASI UNA MISTAD SANA.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...