BIENVENIDOS A YUMYS GALAXY, EL RINCÓN DE F.J.M. (MARCO ATILIO).

miércoles, 27 de mayo de 2020

Gobierno masoquista

Primer gobierno de coalición", Gorka Landaburu - Director de Cambio16
Este gobierno de coalición no deja de pegarse tiros en los pies. Toman decisiones inoportunas y totalmente a destiempo. De cualquier manera, la actual política española encierra una soterrada, encarnizada y, en cualquier caso, repugnante lucha por el poder. Y todo esto en plena pandemia. ¡Puaj!

domingo, 24 de mayo de 2020

Manifestaciones de hipócritas

Hay muchas personas que culpan a la manifestación del 8 de marzo como causa principal de los contagios por coronavirus. Muy probablemente influyera en ello, así como otros eventos que se celebraron esos días (el acto de VOX, partidos de fútbol…). Sin embargo, todavía no se sabía muy bien el peligro que tenía el coronavirus. Ahora que sí se sabe, la gente se manifiesta (están en su derecho) sin las más mínimas precauciones en cuanto a distancia social. Y lo curioso es que esos mismos manifestantes culpan de las muertes a quien autorizó el 8M. ¿Y ahora? Ahora ya se sabe que el estrecho contacto entre personas contagia y en algunos casos puede matar… ¿Entonces? La verdad es que el cinismo y la hipocresía de algunas gentes llegan a ser altamente perniciosos.

martes, 19 de mayo de 2020

Español como el que más

Desde hace mucho tiempo se han asociado los símbolos de España (la bandera, el himno…) con una determinada ideología política. Y el resto de ideologías han dejado que esto fuera así, permitiendo y aceptando que se apropiaran de esos símbolos  como si los demás españoles no estuvieran también representados por ellos.

En cualquier manifestación enarbolan sus banderas como si sus protestas fueran dirigidas hacia un enemigo extranjero. Y se enfundan en ellas en un amago inútil de disfrazar su odio y su intolerancia hacia el “enemigo”, que no es otro que los demás ESPAÑOLES, aquellos que piensan diferente.

Lo podemos ver en las protestas y caceroladas de estos días; legítimas por supuesto porque estamos en democracia. Aunque no voy a entrar en lo razonable o no de las mismas. Lo que de verdad me asombra es si tiene alguna lógica protestar contra un gobierno español portando una bandera de España. Parece algo incongruente ¿no? Es como si se fuera a protestar ante la embajada de un país extranjero con el que tuviéramos alguna clase de disputa. Ciertamente paradójico. A menos que lo que se pretenda es tachar de no español a cualquiera que piense distinto como he apuntado anteriormente.

Pues me temo que están muy equivocados. Que los símbolos de España no son su patrimonio exclusivo. Que los demás españoles nos sentimos tan orgullosos de serlo como puedan estarlo ellos. Y si tenemos que gritar ¡Viva España! para ensalzarla lo haremos; pero fuera de otra connotación que no sea nuestro amor por nuestro país, tan nuestro o más que suyo. España es de todos los españoles, a pesar de que algunos quieran apropiársela. Soy español, amo a España, amo su bandera, su himno y su escudo. Amo todo lo que huela a España y me siento muy orgulloso de haber nacido en este mi adorado país. El que yo no comulgue con determinados postulados intolerantes y excluyentes nada tiene que ver con ninguna clase de propiedad patria. ¡Qué narices tendrá que ver el tocino con la velocidad!

viernes, 15 de mayo de 2020

Pandemia y estupidez


Esta pandemia del coronavirus está dejando varias lecturas interesantes:

En el terreno político se puede constatar que hay personas que suelen criticar por criticar, dejándose llevar por lo que dicen los politiquillos de turno sin pararse a analizar si llevan razón o no, si las medidas que adopta el gobierno son eficaces o no, si el discurso de los distintos partidos van encaminados a sacar rédito político de la desgracia o no.

En el terreno social estamos asistiendo a algunas manifestaciones en contra del gobierno y sus medidas, no voy a entrar si son acertadas esas manifestaciones y si llevan razón los manifestantes, de lo que sí puede uno darse cuenta es que, aún siendo legítimas las manifestaciones, ya que es un derecho constitucional, lo cierto es que en tiempos de coronavirus como estamos, la distancia social no se cumple en absoluto, con el peligro que eso conlleva a la hora de un repunte en el número de contagios. Pero eso parece no importarles nada a los manifestantes. A mi juicio unos irresponsables.

Por otro lado se puede ver a gente pasear sin mascarilla, sin mantener la más mínima distancia de seguridad, haciendo corrillos y hablando y comportándose como si todo esto no fuera con ellos. Es decir, sin adoptar ninguna medida para evitar el contagio. Que o mucho me equivoco, o el número de contagiados subirá en las próximas semanas dado el comportamiento incívico de muchísimas personas.

En fin, como conclusión, todo esto me demuestra una inquietante verdad:

En cualquier sentido que lo analices, esta pandemia está descubriendo que hay muchos imbéciles, disfrazados de idiotas y que parecía que solo eran estúpidos… y superándose cada día.

lunes, 4 de mayo de 2020

Crisis coronavirus, Estado de Alarma y rencillas políticas

Me da la impresión que el PP, con Pablo Casado a la cabeza, se equivoca cuando dice que no apoyará más prórrogas del Estado de Alarma. Me parece una grave imprudencia, propia de una oposición irresponsable que parece importarle más sacar algún tipo de rédito político, en detrimento de la salud de los españoles.

Se ha demostrado que las medidas de confinamiento están surtiendo efecto. Las medidas de relajamiento progresivo, a mi entender resultarán mucho más eficaces, con el paraguas del Estado de Alarma por si volvieran a repuntar los contagios y las muertes y hubiera que volver al confinamiento.

Mucho me temo que nos podemos pegar un batacazo de aúpa posiblemente traducido en más contagios y más muertes.

Y todo esto no lo digo infectado por ningún tipo de ideología. Me considero un librepensador y alguien con capacidad y pensamiento crítico. Es por ello que la lógica me dice que puede ser un descomunal error relajarse antes de que termine el partido.

Por otro lado tampoco el gobierno debiera bunkerizarse y hacer las cosas sin contar con los partidos de la oposición y sin las Comunidades Autónomas. Para que el barco llegue a buen puerto en este cuento, deben arrimar el hombro todos los actores. Y con todos ellos se debe contar. A este gobierno de coalición se le debe criticar cuando haga las cosas mal, aunque nunca criticar por criticar, sino aportando ideas y soluciones para resolver entre todos la grave crisis que ha provocado el coronavirus.

Esta crisis va más allá de cualquier clase de ideología. Está en juego la salud y el bienestar de todos los españoles y haríamos bien en dejar de lado nuestras discrepancias políticas y los políticos olvidarse de rascar cualquier beneficio partidista y todos juntos remar en la misma dirección.  Porque de otro modo España se hundirá y no tenemos salvavidas.

miércoles, 22 de abril de 2020

Políticos de asco


En lugar de unirse ante el desastre del coronavirus y aportar soluciones, los partidos políticos se tiran los trastos a la cabeza. Y para colmo de males, muchos les siguen el juego y critican a su vez con fiereza. A veces con razón (las menos)  y otras (las más) sin ella. Hay que dejar las diferencias ideológicas para cuando pase esta tormenta y arrimar el hombro para salir con el menor daño posible de esta pesadilla. Malditos políticos de asco y maldito pueblo aborregado.

No tengo preferencias ideológicas ni estoy afiliado a ningún partido. En este sentido me considero un librepensador. Pero me da en la nariz que cualquier partido que hubiera estado en el gobierno, sea del signo político que sea, esta pandemia le hubiera cogido por sorpresa y, a lo mejor, hubiera hecho lo mismo que este gobierno de coalición. O a lo mejor lo hubiera hecho peor, quién sabe. Y es que, visto lo visto en otros países de nuestro entorno, las medidas que aquí se han tomado no difieren mucho de las de los demás. Al menos esa es mi percepción.

De cualquier manera, creo que los partidos de la oposición en España no están a la altura de lo que mandan las circunstancias. Intentar sacar rédito político de esta tragedia es tan vil como repugnante.

sábado, 18 de abril de 2020

Hay tontos que tontos nacen...

“Hay tontos que tontos nacen, hay tontos que tontos son y hay tontos, que quieren hacer tontos, a los que tontos no son”.

Está bien… ¿verdad?

Este refrán se lo escuché a mi padre en varias ocasiones. “Seguro que hay muchos especímenes de estos por ahí” me decía también.

¡Y qué razón tenía!

martes, 14 de abril de 2020

Conversación con mi Julita

En estos días de confinamiento forzoso, llamo por teléfono a mi Julita (mi madre) dos veces al día: por la mañana para darle los buenos días y por la noche para desearle felices sueños y también, por supuesto, para saber cómo se encuentra. Esta mañana, como de costumbre, también lo he hecho. Entre otros temas, la conversación derivó en lo siguiente: 
  • JULITA - Ayer me llamó Mari Juana (mi prima). Después de hablar con ella y cuando ya había colgado, recordé que tenía que haberle dicho una cosa más, pero como no tengo su número de teléfono apuntado no pude hacerlo. Poco después me llamó Antonio (mi cuñado), le comenté que me había llamado Mari Juana pero que yo no pude hacerlo porque no tenía su número. Pero él me dijo que el número se quedaba apuntado en el teléfono, que cuando me subieran la comida lo miraría. Pero estoy pensando que yo no quiero que me abra (literal) el teléfono para mirar el número no sea que me lo trastorne (también literal).
Me quedé ojiplático y solté una carcajada. Lo siento, no pude evitarlo. Entonces le contesté: 
  • YO - Entonces…, tú crees que tiene que coger un destornillador, abrir el teléfono y sacar los números del teléfono de Mari Juana… ¿no? 
  • JULITA - Claro y además, yo no tengo destornillador así que tendría que traerlo él. Pero que no, que no, que no me abre el teléfono para que me lo trastorne. 
¡Dios Santo mi pobre Julita! Ella no fue al colegio. De hecho aprendió a leer pero no a escribir y, por supuesto, se lleva muy mal con las nuevas tecnologías. Tampoco las entiende… ni falta que le hace. 

Lo más dulcemente que pude le expliqué: 
  • YO - Vamos a ver Julita, el número de Mari Juana se ha quedado en la memoria interna del teléfono y se accede a ella (en realidad le dije: “lo puedes mirar”) a través de una tecla que tiene tu teléfono. Es muy fácil y Antonio seguro que sabe hacerlo muy bien y no te trastornará el teléfono. 
  • JULITA - ¿Ah sí? Pues yo creía que tenía que abrir el aparato y mirar por dentro. ¡Pues sabes que sí…! 
Más o menos esa fue la conversación sobre el número de mi prima y el teléfono de mi madre. Después de desearle buen día me despedí de mi adorada y entrañablemente ingenua Julita hasta la noche.

lunes, 6 de abril de 2020

Fake News


En estos tiempos difíciles que nos ha tocado vivir, muchas falsas noticias, muchos bulos y muchas mentiras, circulan por Internet y por redes sociales (WhatsApp, Instagram, Facebook…) en relación a la pandemia por coronavirus que está sufriendo la humanidad. Hasta en estas horas oscuras aprovechan para difundir basura las malas personas que hay detrás de estas infames falacias, cuyo maquiavélico fin es desprestigiar, desinformar y manipular, con el objeto de influir en las conductas de la sociedad.

Mucho cuidado pues con esas noticias falsas en forma de videos, artículos y demás.

Antes de compartir verifica la autenticidad de las mismas. No te conviertas en un borrego ignorante con esquila y todo, de los de tolón tolón, que da verosimilitud a cualquier cosa que le llega y le falta tiempo para compartirla y divulgarla a diestro y siniestro. Estarías haciendo mucho mal con esa actitud propia de jumentos orejigachos.

jueves, 19 de marzo de 2020

El maldito coronavirus

Aquí, en el patio delantero de mi casa, fumando un cigarrillo. Son las 12 y media de la noche y España está en cuarentena por el maldito coronavirus.

Muchas veces he hecho esto antes y normalmente el silencio a esas horas es el que predominaba, pero de vez en cuando lo rompía el sonido del motor de un coche al pasar, o el murmullo de alguna conversación lejana. Pero hoy es algo diferente. Hoy el silencio es extraño, misterioso y muy profundo. Se puede oír… ¡el silencio! Es como si la vida hubiera dejado de fluir.

Mil pensamientos acuden a mí en tropel: Proyectos interrumpidos, ilusiones cortadas, esperanzas quebradas… de mucha gente, al menos por el momento. Pienso en mis compañeros y compañeras del hospital: médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería, celadores, pinches, limpiadoras… Cada uno importantísimo en su labor. Maravillosos profesionales que se exponen cada día al maldito virus y que realizan una labor  (a veces no suficientemente valorada) fundamental para la sociedad. Ojalá estuviera yo junto a ellos y ellas, y juro por Dios que no es hipocresía.

En mis ya largos años de vida no creí que podría llegar a vivir un momento como este. Supongo que lo mismo les pasará a otras personas.

Cuando todo esto pase veremos el alcance que tiene el paso por nuestras vidas de un enemigo diminuto, que no podemos ver, pero que es poderosísimo. Ha sido capaz de (por el momento) doblegar el mundo entero.

Acabo mi cigarrillo, Morfeo me llama a voces, es hora de pensar en acostarse. En fin, un día más en la guerra del mundo contra el coronavirus.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...