BIENVENIDOS A YUMYS GALAXY, EL RINCÓN DE F.J.M. (MARCO ATILIO).

jueves, 22 de julio de 2021

Ignoracia y radicalismo

El exministro del primer Gobierno de Adolfo Suárez, Ignacio Camuñas, con la aquiescencia de Pablo Casado que lo aplaudía con la mirada:

«La culpa de la Guerra Civil Española la tuvo el Gobierno de la República; el levantamiento militar encabezado por Franco no fue un golpe de estado; la derecha no es la culpable de lo que pasó en 1936».

La verdad es que ante estas afirmaciones que intentan reescribir la historia uno se queda ojiplático, porque contradicen todo lo que infinidad de historiadores han estudiado y demostrado a lo largo de los años. Sea como fuere, cualquier persona equilibrada puede llegar a la conclusión que estas palabras de Camuñas son fruto del radicalismo más extremo y paranoico e incluso de la imbecilidad más absoluta.

En realidad afirmar que por la mala gestión de un gobierno democrático está justificada la violencia es un ejemplo manifiesto de fascismo en toda regla. Las batallas no se ganan a tiros y levantándose contra un gobierno democráticamente elegido, las batallas se ganan convenciendo a la gente para que te vote en las urnas y no eliminando a los que no piensan como tú.

Que España es un país anclado a los rescoldos de un pasado totalitario y pernicioso lo demuestran estas afirmaciones del señor Camuñas. Lo triste es ver al presidente de un partido democrático, el señor Casado, callar y sonreír ante semejantes barbaridades.

Por desgracia, todavía hay en España demasiada añoranza de una dictadura que nos sumió en 40 años de atraso y que todavía estamos pagando. Añoranza de un pasado intolerante, en donde todavía falta mucho respeto y empatía y sobra mucho odio y fanatismo.

¡Qué pena!


miércoles, 16 de junio de 2021

Mi cumpleaños

 

Hoy hace exactamente dos años que celebré mi cumpleaños en compañía de gente muy querida para mí. Eran tiempos de normalidad antes de que esta maldita pandemia viniera a trastocar nuestra cotidianidad y a separar a las personas. A borrar de un plumazo las manifestaciones de afecto; y los besos y los abrazos se aparcaron sine die. Aquella velada del 16 de junio de 2019 fue bastante especial. Allí estaban todas las personas con las que me siento a gusto y tengo que decir que pasamos unas horas maravillosas. De aquel encuentro surgió una frase que publiqué en Internet (a mí me gusta filosofar y dejar por escrito mis inquietudes) que refleja lo que sentía en aquel entonces:

«Hay momentos en la vida que son especiales por sí solos, pero compartirlos con las personas que más quieres los convierten en momentos inolvidables».

Hoy también es mi cumpleaños y también lo celebraré. Pero hoy será diferente. Solo tendré cerca, aparte de a mi querida Isabel, a uno de mis hijos y a su mujer. Por la maldita pandemia y por precaución no nos reuniremos como hace dos años. Echaré en falta a muchas personas a las que quiero y a las que desearía tener cerca pero…

A lo mejor, con un poquito de suerte, el año que viene puede que sea distinto y volvamos a poder celebrar, besar y abrazar a aquellos a los que más queremos. En fin... ¡Ojalá!

Por otra parte y desde hace unos años, cuando llega el día de mi cumpleaños me invaden sentimientos contradictorios. Porque como digo en otra de mis frases:

«A partir de cierta edad, el día de nuestro cumpleaños se convierte en un día triste y alegre a la vez. Triste por tener un año más y alegre por haber llegado a tenerlo».

Sea como fuere, la vida se pasa sin apenas darnos cuenta.

jueves, 10 de junio de 2021

Tarifazo

  

Que un gobierno que se dice progresista haya puesto en práctica el llamado “tarifazo” y haya permitido una subida de la luz tan bestial, perjudicando con ello a todos los españoles pero más aún a aquellos a los que dice representar (la gente trabajadora, la más humilde y menos favorecida) es una actitud injusta y sangrante.

Sinceramente, no puedes fiarte de los políticos, de ninguna ideología. Al final son todos lobos con distinta piel. Dispuestos a aplastar a gentes que se ganan la vida con mil esfuerzos y que a duras penas pueden llegar a fin de mes con los sueldos de asco que campan por esta España tan asquerosamente desigual.

Por otra parte, hay que acabar con el oligopolio y las prácticas abusivas de las multinacionales energéticas. No es de recibo las ganancias multimillonarias que consiguen a costa de nuestro bolsillo. Basta ya de pagar la electricidad como si fuera un artículo de lujo y no de primera necesidad.

¡Menudos hijos de perra!

sábado, 8 de mayo de 2021

Algunos datos sobre mi apellido

 

Los Jumillas son antiguos moradores de Jumilla, población de la provincia de Murcia, y como gente Noble en ella alcanzaron parte de los oficios (Alcaldes, Regidores, Jurados...) que esta ciudad repartió a la gente principal.

Hay que decir que el apellido Jumillas es muy poco común. Según datos del Instituto Nacional de Estadística de 2019, en España el apellido Jumillas (con «s») lo llevan 199 personas, 97 de ellas como primer apellido y 102 que lo llevan como segundo. Las provincias en donde la incidencia del apellido Jumillas es más de cinco son Jaén, que es la provincia en donde es más frecuente: 40 personas lo llevan como primer apellido y 39 como segundo. Valencia: 20 como primero y 20 como segundo. Barcelona: 18 personas lo llevan como primero y 23 como segundo y Madrid: 18 como primer apellido y 12 como segundo.

Mi apellido se suele confundir con Jumilla, sin la «s» final. Tanto es así, que en el DNI tengo como apellido, Jumilla y en el carné de conducir lo tengo como Jumillas, por poner dos ejemplos bastante ilustrativos.

Algunas personas de mi familia sostienen que el apellido Jumillas, en plural, es un error que algún escribano cometió a la hora de reflejarlo en algún documento público (partidas de nacimiento, libros de familia) en algún momento de la historia y le añadió la «s» final utilizándose de forma errónea desde ese momento. Es posible que así sucediera, pero como no lo sé con certeza, mi apellido seguirá siendo Jumillas en honor a mi padre, ya que él siempre sostuvo que su apellido era Jumillas y no Jumilla.

Cabe destacar que el apellido Jumillas lo llevan 4 personas en Estados Unidos y 1 persona en Filipinas. Con lo poco común que es, apuesto a que son familia mía… ¡cualquiera sabe!


jueves, 6 de mayo de 2021

Dimisión de Pablo Iglesias

 

Algunos lo ensalzarán por creer que su dimisión va en consonancia con honradez y ética, y que dar un paso al lado es lo mejor que ha podido hacer. Cuando él ha dicho que en el momento actual resta más que suma en el proyecto político de Podemos. Cuando renunciar a la Vicepresidencia del Gobierno y al acta de diputado por la Comunidad de Madrid le hubieran reportado unos peculios muy importantes y hubiera vivido de la política desde una posición relevante.

Otros, sin embargo, pensarán que su dimisión es un acto de cobardía por abandonar un barco con una vía de agua importante y que ha defraudado a aquellos que lo han votado en las elecciones madrileñas.

En realidad no sé las razones que habrá tenido Pablo Iglesias para dimitir. Probablemente ya lo tenía más que pensado cuando renunció a la vicepresidencia del gobierno y se presentó a las elecciones de Madrid. Sabiendo, como probablemente sabía, que los resultados, a tenor de lo que decían todas las encuestas, no iban a ser buenos, como así ha sido finalmente, la excusa era perfecta para tomar otros derroteros existenciales.

Me da la impresión que esa jugada estaba convenientemente planificada, ya que su meta era conseguir ganarse la vida en el mundo de la comunicación; incluso parece que tiene ofertas en este sentido. Al hilo de esto, es muy posible que también lo tachen de aprovechar las «puertas giratorias», aquellas que él mismo tanto denunció.

En fin, el señor Iglesias que posiblemente haya defraudado a muchos de sus votantes, y que ha conseguido con la política unos réditos dinerarios bastante importantes, es cierto que también ha tenido que lidiar con muchísimos obstáculos. Empezando por muchos medios de comunicación con sus famosos periodistas al frente de programas televisivos, radiofónicos y periódicos, todos ellos muy críticos con sus propuestas, sus denuncias, sus políticas y con todo aquello que oliera al líder de Podemos. Críticas atroces que, en algunos casos, se acercaban más al odio y a la animadversión más absoluta.

También ha tenido que lidiar con un escrache permanente en la puerta de su chalé de Galapagar, que indudablemente, pudiera haber contribuido a su decisión de abandonar la política, tal vez asqueado de ella. Puede pensar que el precio es demasiado alto como para seguir luchando en primera línea.

Los «voceras» de los medios de comunicación (casi todos), ferozmente críticos con el señor Iglesias, son demasiado fuertes como para salir indemne. Y es que, quien batalla contra el «cuarto poder», como definiera a los medios de comunicación el político irlandés Edmund Burke en 1787, tiene la guerra perdida.

En definitiva, «quien siembra vientos recoge tempestades» dirán algunos, aunque se puede estar o no de acuerdo con esta aseveración.


martes, 27 de abril de 2021

Reflexiones sobre la vida y sobre la muerte

 

Es claro y evidente que la muerte es consecuencia de la vida, pero no por axiomático deja de ser menos inquietante, sobre todo para los que como yo, ya tenemos un largo trecho de vida gastada. Y es que, el enigma de la muerte es algo que por no conocido se convierte en misterioso. El ser humano, en su fuero interno, necesita creer en algo que dé sentido a la vida. Unos necesitarán creer en una vida después de la muerte, quizá para que no concluya de forma tan abrupta una existencia que acaso haya sido feliz y placentera. Otros añorarán una vida tras la muerte que compense una existencia llena de penalidades.

En cualquier caso, el que haya o no otra existencia tras la muerte es algo que nadie sabe, aunque prácticamente todas las civilizaciones que han existido, han querido creer en ella. Es por eso que han ceremoniado y han dejado en forma de templos, estatuas y monumentos funerarios diversos, el fin último de la existencia que es la muerte y su creencia en una vida imperecedera.

Yo particularmente, y lo he dicho en multitud de ocasiones, sí que creo en que el ser humano tiene que evolucionar. Como evoluciona todo en el Universo. Y creo que eso se consigue a través de vivir muchas vidas, todas cuantas sean necesarias para al fin conseguir un grado máximo evolutivo que nos permita no tener que volver a reencarnarnos. Por eso creo en una nueva vida tras el último suspiro de la vida presente.

Pero bueno, esto es más una cuestión de fe y de esperanza en que sea así más que otra cosa, porque nadie ha vuelto para contarlo. Al menos que yo sepa.


viernes, 23 de abril de 2021

Bazofia televisiva

Los programas televisivos de contenido político están tan mediatizados por las líneas editoriales que siguen, que más que informar opinan en base a esas líneas editoriales. Sus presentadores/as y contertulios/as no hacen más que ceñirse al guión preestablecido intentando que su mensaje cale en el televidente. La verdad es que se han convertido en bazofia televisiva. Cada vez cuesta más encontrar programas que sean imparciales en su información.


 

martes, 20 de abril de 2021

Ni sirvas a quien sirvió...

 

Lamentablemente vivimos en una sociedad materialista que raya casi en la paranoia por acumular riquezas. Hay otra riqueza mucho más agradable que no es otra que la riqueza interior, la de los valores y altos ideales. Esa otra riqueza pocos la poseen por desgracia y así nos va. Es una pena que el dinero cambie tanto a las personas y aquellos que otrora se quejaban y despotricaban de los que tenían dinero, cuando el azar caprichoso o la veleidosa fortuna acaso los convierte en “millonarios”, pierden toda noción de lo que fueron y de donde salieron, en una palabra, pierden sus principios y se vuelven, en muchos casos, unos auténticos tiranos. Ya lo dice el refrán: «Ni sirvas a quien sirvió, ni pidas a quien pidió».


viernes, 16 de abril de 2021

Politiquillos de medio pelo

Esta basura nauseabunda en que se ha convertido nuestra política, estos politiquillos de medio pelo, estos cantamañanas que la integran, jamás podrán representarme. Yo no he metido mi voto en la urna para elegir mentira, cinismo, desfachatez, hipocresía, egoísmo, corrupción, aprovechamiento del cargo en el propio beneficio, tejemanejes, puertas giratorias, visión distorsionada de la realidad social, falta de empatía, incultura, facilitación de la desigualdad, rebajas fiscales a quien más tiene, deterioro de los servicios públicos con el fin último de privatizarlos, favorecer bajos salarios y trabajo esclavo, recorte de pensiones, utilizar la pandemia para conseguir réditos electorales y poder seguir agarrándose al “sillón” cual lapa…

En fin lo dicho, estos politiquillos de medio pelo, estos cantamañanas, no me pueden representar, sobre todo al descubrir el poco nivel intelectual y la baja catadura moral que impera en sus señorías cuando debaten en el Congreso. ¡Madre mía! ¡Cuánto jumento rebuznando! Y lo peor de todo es que estos inútiles ruchos orejigachos, son un fiel reflejo de la sociedad de la que emanan. 

¡Menudo panorama! 

lunes, 5 de abril de 2021

El mal pesa mucho

 

Si por alguna extraña razón, desaparecieran de repente de la faz de la Tierra las malas personas: las egoístas, las que abrazan la avaricia, las hipócritas, las envidiosas, las explotadoras, las crueles, las que en fin, producen alguna clase de mal a sus semejantes… La Tierra perdería unos 460 mil millones de kilos. Hay aproximadamente en el mundo unos 7.700 millones de personas, si consideramos una media de 60 kilos por persona, podemos hacer la cuenta y veríamos que sobra mucha basura humana sobre nuestro querido planeta.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...