BIENVENIDOS A YUMYS GALAXY, EL RINCÓN DE F.J.M. (MARCO ATILIO).

martes, 20 de abril de 2021

Ni sirvas a quien sirvió...

 

Lamentablemente vivimos en una sociedad materialista que raya casi en la paranoia por acumular riquezas. Hay otra riqueza mucho más agradable que no es otra que la riqueza interior, la de los valores y altos ideales. Esa otra riqueza pocos la poseen por desgracia y así nos va. Es una pena que el dinero cambie tanto a las personas y aquellos que otrora se quejaban y despotricaban de los que tenían dinero, cuando el azar caprichoso o la veleidosa fortuna acaso los convierte en “millonarios”, pierden toda noción de lo que fueron y de donde salieron, en una palabra, pierden sus principios y se vuelven, en muchos casos, unos auténticos tiranos. Ya lo dice el refrán: «Ni sirvas a quien sirvió, ni pidas a quien pidió».


viernes, 16 de abril de 2021

Politiquillos de medio pelo

Esta basura nauseabunda en que se ha convertido nuestra política, estos politiquillos de medio pelo, estos cantamañanas que la integran, jamás podrán representarme. Yo no he metido mi voto en la urna para elegir mentira, cinismo, desfachatez, hipocresía, egoísmo, corrupción, aprovechamiento del cargo en el propio beneficio, tejemanejes, puertas giratorias, visión distorsionada de la realidad social, falta de empatía, incultura, facilitación de la desigualdad, rebajas fiscales a quien más tiene, deterioro de los servicios públicos con el fin último de privatizarlos, favorecer bajos salarios y trabajo esclavo, recorte de pensiones, utilizar la pandemia para conseguir réditos electorales y poder seguir agarrándose al “sillón” cual lapa…

En fin lo dicho, estos politiquillos de medio pelo, estos cantamañanas, no me pueden representar, sobre todo al descubrir el poco nivel intelectual y la baja catadura moral que impera en sus señorías cuando debaten en el Congreso. ¡Madre mía! ¡Cuánto jumento rebuznando! Y lo peor de todo es que estos inútiles ruchos orejigachos, son un fiel reflejo de la sociedad de la que emanan. 

¡Menudo panorama! 

lunes, 5 de abril de 2021

El mal pesa mucho

 

Si por alguna extraña razón, desaparecieran de repente de la faz de la Tierra las malas personas: las egoístas, las que abrazan la avaricia, las hipócritas, las envidiosas, las explotadoras, las crueles, las que en fin, producen alguna clase de mal a sus semejantes… La Tierra perdería unos 460 mil millones de kilos. Hay aproximadamente en el mundo unos 7.700 millones de personas, si consideramos una media de 60 kilos por persona, podemos hacer la cuenta y veríamos que sobra mucha basura humana sobre nuestro querido planeta.


viernes, 26 de marzo de 2021

Políticos sin escrúpulos

 

«Falta de escrúpulos»; «Falta de credibilidad»; «Vivir de la política porque es mucho más lucrativo que vivir de una profesión en la que se es mediocre»; «Aprovechar la política en el propio beneficio y no en el de la sociedad, para mejorar las condiciones y el bienestar de esa sociedad».

Todas estas aseveraciones definen muy bien a cualquier político de nuestra querida “piel de toro”. Y todas ellas se pueden personificar en un nombre, un nombre que define y abandera la falta de principios, de ética, de valores y la sinvergüencería de esta casta aprovechada y elitista:


 ¡¡¡TONI CANTÓ!!!


lunes, 8 de marzo de 2021

¿Por qué se vota a corruptos?

 

Un amigo se hace la siguiente pregunta:

«¿Quién puede votar a políticos y partidos corruptos?».

Y me traslada a mí la cuestión:

«¿Tú crees que alguien en su sano juicio puede votar a partidos o políticos corruptos?».

Me asombro ante su ingenuidad y le contesto...

«Por supuesto que hay gente que vota corrupción. Es el poder que tiene la incultura y también el fanatismo».

«¿Y cuál es la solución para este aparente sinsentido?».

Me encojo de hombros al no dar con la respuesta adecuada.

«Supongo (digo) que cuanto más cultura haya en la población y menos fanatismo, este sinsentido como dices, no se produciría».

Trato de explicar la cuestión con el siguiente razonamiento.

«Disculpar la corrupción es fruto de, por una parte la incultura, aunque eso puede arreglarse. Pero también entra en juego el fanatismo, esa disfunción mental que hace que veas solo y exclusivamente en una dirección, sin tener en cuenta otras opciones. Y todo eso a pesar de las evidentes malas praxis de tus opciones políticas preferidas. El fanatismo es difícil de combatir, porque se implanta en la psique humana tras años de lavado de cerebro, proveniente de los círculos en que se mueven las personas. Solo las mentes equilibradas, con gran capacidad y pensamiento críticos, sabrán discernir lo correcto de lo que no lo es. Sabrán diferenciar lo honesto de lo corrupto. Por desgracia eso falta, y mucho, en nuestra sociedad y, en consecuencia, la disculpa de la corrupción cobra su “lógica”».

«Puede que por ahí vayan “los tiros”».

«¿Y no será que en el fondo, una gran parte de la sociedad, por distintos motivos, sea corrupta? No olvides que nuestros políticos emanan de la sociedad que los vota».

Un razonamiento el de mi amigo, que no deja de ser una opción plausible en nuestra búsqueda de las causas por las que se vota corruptos.

En fin… un tema peliagudo de difícil explicación.


jueves, 4 de marzo de 2021

Ni rastro de empatía

 

Cuando se mira una inundación desde lo alto de una montaña, sabiendo que estás totalmente a salvo de la riada, ¿qué te puede importar que los demás se ahoguen? Es el pensamiento y la forma de proceder de demasiadas gentes sin escrúpulos, cuyas mezquinas y miserables vidas son una sopa de injusticia, egoísmo, intolerancia, explotación e hipocresía, que los hace seres realmente despreciables. A menudo son gentes a los que la vida ha tratado bien y a los que, sin embargo, no se les atisba el menor rastro de empatía hacia sus congéneres.


domingo, 14 de febrero de 2021

El precio de una vida larga

 

Hay dos factores negativos de vivir una vida extremadamente larga: Quedar postrado por una enfermedad y asistir al fallecimiento de uno de tus hijos.

Cuando se viven muchos años, más de 90, hay mucho tiempo para que todo tipo de enfermedades, en algún momento, nos puedan afectar y, en último caso, postrar, haciendo que los últimos años de nuestra vida se conviertan en un horrible sufrimiento.

Por otro lado, al vivir tantos años, también el tiempo será determinante en que acaso alguno de nuestros hijos encuentre la muerte antes que nosotros, por lo que los últimos años que podamos vivir en adelante, se conviertan así mismo en un triste y horrible sufrimiento.

Una vida larga y saludable, sin daños directos ni colaterales que nos afecten, sería lo que querrían todas las personas para sí, sin embargo, en muchas ocasiones esto no es posible. Así que, ¿vivir muchos años? Sí, pero con calidad, de lo contrario mejor pasar a la otra vida en cuanto nuestro estado existencial empiece a resentirse.


sábado, 13 de febrero de 2021

Pesadilla

 

¡Cuántas cosas nos ha quitado el coronavirus! ¡Cuántas vidas cercenadas! ¡Cuántos proyectos rotos! ¡Cuántas ilusiones perdidas! ¡Cuánta muerte y cuánto llanto! ¡Cuánta rabia!

¿Nos recuperaremos alguna vez de este desastre? Puede que sí o puede que no, no lo sé. La herida que va a dejar esta pandemia es demasiado grande como para que esto se pueda olvidar fácilmente; y puede que los rescoldos de esta tragedia se perpetúen por muchísimos años. Porque habrá muchos muertos que pesarán como una losa sobre la conciencia de la sociedad. Los efectos económicos de la crisis sanitaria serán duraderos porque muchos habrán perdido su sustento y les costará Dios y ayuda volver a levantarse. Habrá hambre y necesidad, la desigualdad aumentará y muchas esperanzas se perderán.

Con el paso del tiempo recordaremos que sufrimos una pesadilla en forma de pandemia y que un maldito virus nos puso de rodillas desangrando a chorros a toda la humanidad. Nada positivo quedó de esta catástrofe aunque sí quedó una certeza: lo increíblemente estúpidos que somos y lo increíblemente frágiles.

¡Que Dios nos ayude y nos dé sabiduría para lidiar con la próxima pandemia!


martes, 9 de febrero de 2021

Buenos días en WhatsApp

 

Cuando eres miembro de un Grupo de WhatsApp, quizá te moleste esa lista (para algunos interminable) de «Buenos días» respondiendo al saludo matutino de uno de sus participantes. Confieso que a mí no es que me moleste, sino que incluso me agrada. Creo que es una forma de saber que al otro lado del cordón virtual que me une (en la mayoría de los casos) a amigos, compañeros o familiares, hay alguien que piensa en ti, que sigue vivo, que comunica con su saludo que sigue a tu lado, que está presente y que responde a tu cortesía matutina porque de alguna manera, aunque estés lejos, te siente cerca, aunque solo sea de una manera virtual. En algunos casos quizá porque las circunstancias no hacen posible el contacto interpersonal.

Tampoco es que critique a las personas que no responden a ese Buenos días; el trajín diario y la falta de tiempo quizá se lo impida. Incluso puede que, como he dicho al principio, les moleste esa larga lista de saludos mañaneros. Cada uno es libre de obrar como crea conveniente y respeto profundamente sus motivos.

En mi caso, respondo siempre a ese saludo. Por convicciones personales y por deferencia al que hay al otro lado del, como he dicho anteriormente, cordón virtual que es la mensajería instantánea.


lunes, 8 de febrero de 2021

Ignorancia política

¿Son estos políticos nuestros lo mejor que tenemos en España? ¿Este es el nivel intelectual de nuestros representantes públicos? ¿No hay nada mejor?

Si estos individuos, que emanan de la nuestra sociedad, es lo mejor que tenemos para elegir porque no hay nada que lo mejore, esta sociedad está idiotizada y en clara decadencia.

¡Cuán bajo está poniendo el listón nuestra clase política actual!  ¡Madre mía que montón de ignorancia e incompetencia! ¡Menudo panorama tenemos con estos jumentos rebuznando en nuestro Parlamento! ¡Que Dios nos coja confesados!

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...