BIENVENIDOS A YUMYS GALAXY, EL RINCÓN DE MARCO ATILIO.

lunes, 17 de octubre de 2011

Historias de la crisis


Ella comenzaba a impacientarse, era muy tarde y su marido aún no había regresado del trabajo, hacía dos horas que debía haberlo hecho. Lo llamó al móvil pero se encontraba sin cobertura, lo llamó varias veces con el mismo resultado: “El móvil al que llama se encuentra apagado o fuera de cobertura”, una y otra vez la misma respuesta.
 
Al fin se oyó la llave en la cerradura: ¡Era él! Corrió a su encuentro y le preguntó el motivo de su tardanza… silencio como respuesta, aunque la besó en los labios lo hizo tímidamente, casi sin rozarlos.
 
Lo encontró pálido, desencajado y muy serio. Algo pasaba, algo grave.
 
-¿Qué te ocurre?- Le preguntó mientras lo seguía hasta la sala. 
 
Él se sentó en uno de los sillones, más que sentarse se dejó caer derrotado. Al fin contestó:
 
-¡ME HAN DESPEDIDO!
 
Sus palabras le causaron el mismo efecto que un puñetazo en el estómago, no se lo esperaba, después de 15 años en la empresa era lo que menos podía imaginar. 
 
-Pero… ¿por qué? - preguntó con la voz entrecortada. 
 
-Porque la empresa tiene pérdidas…, no encuentra proyectos…, hay que reducir plantilla…, que no me preocupe que cuando las cosas cambien ya me llamarán… Creo que son excusas, creo que están aprovechando la crisis para aligerar la plantilla… ¿yo que sé? ¡Esto es una basura!
 
Hablaba con rabia, con impotencia.
 
-Mañana me tendrán preparado el finiquito.
 
Ella se sentó a su lado y le acarició la mejilla. Con un tono cálido intentó consolarlo:
 
-No te preocupes, saldremos adelante. Aún te queda el paro, verás como entretanto encuentras otro empleo.
 
-Sí, pero en el paro no ganaré los 1.400 euros que ganaba trabajando, los seis primeros meses puede que me acerque pero después te rebajan mucho, terminaré ganando poco más de 800 euros… y sin pagas extraordinarias. No sé cómo vamos a salir adelante, tenemos la hipoteca del piso que son 600 euros y nos quedan 4 años para pagar el coche, otros 300 euros. Con tu media jornada no llegas a 500 euros, tendremos que coger dinero del finiquito que me den que no creo que supere los 16.000 euros. No sé, no sé.
 
Ella trataba de animarlo aunque también estaba muy preocupada, pero no tenía sentido hundirse y desesperarse antes de tiempo. 
 
-Venga hombre, ya verás como todo se arregla.
 
 

Todos sus temores se hicieron realidad y los peores augurios se cumplieron. Aunque buscó trabajo denodadamente la búsqueda resultó infructuosa. Agotó la prestación por desempleo y ahora sólo le quedaba la ayuda familiar que ascendía a la “escalofriante” cifra de 426 euros mensuales, todo se derrumbaba a su alrededor, sus sueños, sus esperanzas, se hicieron añicos. Con la ayuda de sus padres podían seguir pagando la hipoteca del piso y del coche pero… ¿cuánto tiempo aguantarían así, un mes, dos, tres?; no muchos más.
 
Cuando todo parecía perdido encontró trabajo en una tienda de muebles. Las condiciones laborales eran muy inferiores a las que tenía en su anterior empresa. Antes cobraba 1.400 euros por 8 horas de trabajo de lunes a viernes con dos pagas extraordinarias. Ahora cobraría 1.000 euros por 12 horas de lunes a sábado con las pagas incluidas, aunque él firmaría una nómina de 1.350 euros. Esas eran las condiciones que le puso la empresa, lo tomaba o contratarían a otra persona. Evidentemente aceptó. No estaba en condiciones de decir que no.
 
Sabía que con la crisis, la inmensa mayoría de los empresarios se aprovecharían de la situación contratando mano de obra barata y con unas condiciones muy precarias. Sabía que todos los derechos laborales conseguidos tras una dura lucha de años se habían ido al garete. Como también sabía que no podría ser muy reivindicativo pues de lo contrario lo despedirían de inmediato y por supuesto sabía que tenía que dejarse la piel en el trabajo para tener lo más contentos posible a sus jefes y así poder mantener su empleo. Sólo así podría sobrevivir en un mundo injusto y cruel en donde vivir dignamente se había convertido en una ilusión romántica que se perdió el día que estalló la crisis financiera y los gobiernos se subyugaron al poder de los mercados y a sus demandas poniendo en práctica políticas restrictivas, de recortes y de pérdida de derechos de los trabajadores. Ahogando a las clases medias y a los más desfavorecidos, en definitiva los únicos que salieron perdiendo de esta macabra historia.
 
Marco Atilio






















12 comentarios:

La Picapleitos dijo...

Que bien reflejas lo que está pasando, esta es la cruda realidad que nos rodea desde hace ya algún tiempo. Desde que los cabrones que manejan la economía se les ocurrió ponernos el lazo al cuello. Muy fidedigno el artículo felicidades.

Anónimo dijo...

Caray parece que me esté mirando en un espejo y es que algo muy similar me paso a mí en el 2008. Afortunadamente conseguí encontrar trabajo cuando mis esperanzas eran mínimas. Naturalmente en este trabajo gano algo menos y trabajo más horas como los personajes de tu historia aún así doy gracias a Dios por lo que tengo porque lo pasé muy mal.

E.E.C. 49 dijo...

Una pena lo que está ocurriendo en España, hemos retrocedido lo menos 20 años en derechos y en condiciones laborales y lo peor de todo es que no se vislumbra ninguna solución a corto plazo porque aunque las próximas elecciones las gane el PP tendremos más de lo mismo porque (y estoy de acuerdo contigo) los políticos se han bajado los pantalones ante el poder del gran capital que es el que maneja los hilos de este mundo de mierda en el que vivimos. Esta historia tuya es una de tantas como habrá por ahí en las que la gente lo estará pasando mal, muy mal. Como he dicho antes, una pena que esté ocurriendo esto en pleno siglo XXI.

Anónimo dijo...

muy bueno pero triste como la mayoria de personas le estan pasando, Dios quiera que las cosas cambien y todo vuelva a la normalidad y todas las personas tengan un trabajo digno y no nos falte el pan de cada dia para nuestra familia y todas las personas buenas de la tierra y que Dios te ilumine con tu bondad que tienes que a todos transmites tu buen hacer tu amiga Ana Mari

Anónimo dijo...

es una realidad que nos esta atacando por todas partes, Dios quiera que todo esto se valla solucionando, por el futuro de nuestros hijos y nietos y para mucha gente que se encuentra en esa circunstancia ojala estos politicos se den cuenta de una vez de lo que esta ocurriendo que parecen que tienen una venda en los ojos Dios lo haga una amiga ANA MARI

Anónimo dijo...

Has reflegado con tu historia la vida misma, lo que esta ocurriendo hoy en dia. Me he sentido muy identificado con los personajes pues yo, como ellos llevo dos años asi y el mes que viene me quedo sin paro a si que como no se arregle esto la cosa apunta muy mal.

cacike.cola

Anónimo dijo...

Y los políticos llenandose los bolsillos. Qué verguenza.

Рауф Халиулин dijo...

Vaya historia! que triste!
Pero venga, siempre hay salidas.
Y bein acentuada la filosofia de la mujer, no hay que diprimirse por el dinero, no podemos cayernos en la trampa del CAPITALISTA. Se puede buscar casa mas pequeña, devolver el coche al puto banco. Lo importante eres Tu, yo y nosotros! Abrazos desde Úbeda!

FERNANDO dijo...

Felicidades por el articulo, el cual refleja la pura realidad pero haciendo alusiones al compañero lo mas importante eres tu y siempre por muy dificil que lo veamos hay una salida hay que luchar y no dejarse abasallar por los de arriba saludos FERNANDO COMPI.

Marco Atilio dijo...

La Picapleitos: Gracias por tu comentario.

Anónimo: Siento mucho que hayas perdido parte de tus derechos, ojalá encuentres algo mejor en el futuro.

E.E.C. 49: La verdad es que sí, es una pena que ocurra esto en pleno siglo XXI.

Anónimo: Gracias Ana Mari por tu apoyo.

Anónimo: Dios lo quiera que se arregle.

Anónimo: Ojalá encuentres trabajo muy pronto. Gracias por tu comentario.

Anónimo: La verdad es que tenemos unos políticos que me dan vergüenza ajena y que de ninguna manera nos merecemos.

Рауф Халиулин: La historia ciertamente es muy triste, pero lamentablemente es la historia que están viviendo miles de personas actualmente en España. Cuando las necesidades más básicas se encuentran en serio peligro es difícil no deprimirse. Bienvenido a Yumy´s Galaxy. Спасибо за ваш комментарий. Приветствия.

Fernando: Siempre nos quedará la esperanza de que vengan gentes de buena voluntad a gobernarnos, de cualquier manera como se suele decir "El pueblo unido jamás será vencido" y como se están poniendo las cosas me da la impresión de que como no luchemos todos juntos por nuestros derechos terminarán por masacrarnos todos estos indeseables que manejan el mundo y sus gentes a su antojo. Gracias por tu comentario y bienvenido a mi blog que es tu casa para lo que gustes.

nugara dijo...

Leer historias así, y otras mucho más dramáticas nos recuerdan lo afortunados que somos por conservar nuestro empleo, y aunque sea injusto quiero lanzar un comentario de esperanza y creer que habrá tiempos mejores, un abrazo.

Marco Atilio dijo...

Yo también quiero creer que habrá tiempos mejores, sólo falta que haya voluntad por parte de nuestros políticos para que esa esperanza se haga realidad. Gracias por tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...