BIENVENIDOS A YUMYS GALAXY, EL RINCÓN DE MARCO ATILIO.

jueves, 15 de mayo de 2014

¿Más de lo mismo?

 ELECCIONES-EUROPEAS

Dentro de pocos días, el próximo 25 de mayo, se celebrarán en España (y en gran parte de Europa) las “Elecciones al Parlamento Europeo”. A mí me da la impresión de que no le damos la importancia real que tienen estas elecciones. La tienen y mucha, incluso más que las elecciones generales, autonómicas o locales.

Cada vez más, las directrices por las que se rigen los países de la Unión Europea las marca Bruselas, sobre todo en materia económica y esa es la importancia que tienen estas elecciones. Si nos abstenemos o votamos en blanco estaremos ayudando a perpetuar el bipartidismo que existe en España tan nocivo para la sociedad y especialmente para las clases más desfavorecidas. Está más que demostrado que las políticas que han seguido, antes el PSOE con Zapatero y ahora el PP con Rajoy, han sido nefastas para muchos millones de españoles. Con una tasa de paro intolerable, con recortes y más recortes al Estado del Bienestar, con unas Reformas Laborales que fomentan el trabajo esclavo y sin ningún tipo de derechos, tanto el PSOE como el PP son culpables de tales desaguisados y fieles servidores del demoníaco gran capital y de los poderes empresariales y financieros.
 
Ahora más que nunca hay que ejercer el librepensamiento, tener capacidad crítica y valorar otras propuestas de otras tendencias políticas, sobre todo de aquellas que apuesten por las personas y por su dignidad, que luchen contra la corrupción y por una sociedad más justa e igualitaria.
 
Pero para eso hay que informarse, porque la vida está ligada al hilo de una buena información. Para decidir el sentido de nuestro camino, cuantos más datos, cuanta más información se tenga mucho mejor. Así podremos procesar y gestionar todos esos datos, entenderlos y fríamente sopesarlos y calcularlos para intentar acertar en nuestra elección. No dudo que habrá mucha gente que lo haga así cuando de votar por uno u otro partido se trate.
 
Por desgracia otra mucha gente, ni se informará, ni querrán siquiera escuchar otras tendencias políticas que no sean las suyas ya preconcebidas. Están tan atados a una corriente de pensamiento en concreto que desechan toda posibilidad de cambio y ni pueden, ni quieren, ver posibles errores cometidos, o posibles ideas equivocadas por aquellos partidos políticos a los que son fieles hasta que la muerte los separe. Esas actitudes son, a mi juicio, las que definen los fanatismos y la falta de capacidad crítica, las que definen el aborregamiento y amaestramiento de una gran parte de la sociedad española.
 
Las actitudes borreguiles y fanáticas lo único que hacen, a mi modo de ver, es idiotizarnos de tal forma que nos alejan por completo de la realidad.
 
Y precisamente los discursos demagógicos de los políticos sin escrúpulos van encaminados a toda esa gente (por desgracia demasiada) a la que le falta esa capacidad crítica que hay que tener para saber lo que realmente es conveniente para hacer que un país consiga una democracia avanzada donde la justicia, la igualdad y la solidaridad sean sus principales argumentos.
 
Hay por desgracia muchos políticos sin conciencia que usan el discurso de la mentira y hay mucha gente que por las razones que sean… por incultura, por dejadez, por estar mal informados, por fanatismo o por vete tú a saber, se dejan manipular y se convierten en marionetas, en muñecos de trapo que danzan al compás de discursos que los obnubilan y los dejan sin capacidad de razonamiento.
Otros, llevan una marca indeleble que les asocia a un determinado partido político casi desde la cuna. Se "tragan" prácticamente todo lo que les echen mientras venga de la tendencia política a la que son afines. Oyen solo aquello que ratifica sus ideas preconcebidas y sus esquemas ideológicos, de esta manera sólo votan por la misma propuesta y por el mismo partido una y otra vez independientemente de que lo haga bien, regular, o mal. Esto para mucha gente no importa, están aborregados y fanatizados y no son capaces de contemplar otras alternativas. Estas actitudes en definitiva son las que favorecen el bipartidismo tan dañino y nefasto para una democracia.
 
El día 25 de mayo la sociedad española se juega mucho en las urnas. Probablemente al partido en el gobierno, en este caso el PP, le interesará sobremanera que haya un alto porcentaje de abstención ya que de esa forma maquillará los resultados y creará en la opinión pública una falsa percepción de la realidad, que no es otra que la imparable pérdida de votos desde que llegó al poder. Una imparable pérdida de votos causada por su insensibilidad con los más débiles a la hora de aplicar su política económica y social y por sus mentiras, ya que no ha cumplido nada de lo que prometió cuando ganó las elecciones.
 
Si queremos cambiar algo en esta sociedad tan pisoteada y abandonada a su suerte por las políticas de ajuste de los dos grandes partidos, PP y PSOE, auténticos brazos ejecutores y garantes de los intereses del gran capital y de los poderes empresariales y financieros que hoy tan alevosamente dominan Europa y el mundo, tenemos que ir a votar y elegir aquellas alternativas que nos alejen del bipartidismo pernicioso y de las políticas que tan cruelmente hemos sufrido durante ya demasiados años.
 
Si queremos un futuro que no sea el servilismo, la precariedad en el empleo, los sueldos miserables, la pérdida creciente de nuestros derechos, si queremos una sanidad y una educación públicas, universales y de calidad, si queremos apostar por una sociedad moderna, equitativa y justa, si queremos una política y unos políticos que estén al servicio del pueblo, que luchen por la dignidad de las personas, si queremos un futuro mucho más ilusionante y esperanzador para nosotros y para nuestros hijos; si queremos todo eso… es hora de cambiar. Ya hemos visto lo que pueden hacer tanto unos como otros, hemos visto que lo mismo da votar al PP que votar al PSOE, la evidencia empírica lo demuestra, incluso en estos días se está hablando seriamente de una gran coalición entre estos dos partidos para dentro de muy poco. ¿Pues si somos conocedores de esta realidad, a qué tropezar una y otra vez con la misma piedra? No podemos ser cómplices de todos los desmanes que se han cometido en los últimos años y que han afectado principalmente a las clases más vulnerables de nuestra sociedad. Si razonamos con lógica veremos que, apostando otra vez por los mismos planteamientos, seremos tan cómplices como aquellos que pusieron en práctica esas políticas tan perversas y que en última instancia están “desangrando” a una buena parte de la sociedad española.
Marco Atilio

11 comentarios:

rauf Khaliulin dijo...

¿tú a quien vas a votar, Paco?

Marco Atilio dijo...

Estoy barajando las distintas posibilidades. De lo que puedes estar seguro es que no votaré a ninguno de los dos grandes partidos de este país que los ha hecho grandes la injusta ley electoral que existe en España, la famosa Ley D'Hondt.

Anónimo dijo...

Ratifico todo y yo tb te puedo decir que pensaba no votar . Como castigo pero solo beneficia a los mismos .. Dilema a quien votar? No hay tantas opciones politicas que me convenzan.

Jesús De la Paz dijo...

Estoy de acuerdo el el fondo con lo que manifiestas, pero con dos matices:
-- No creo que para nada importen las elecciones europeas, pues el parlamento no manda en Europa, sólo parece o así nos lo quieren dar a entender. Quien verdaderamente mandan son los gobiernos de los países, y más concretamente Alemania.
-- De otro lado, los partidos son como menús que se nos ofrecen cerrados. Esto es, votas al conjunto, aunque no te gusten muchas cosas de muchos de ellos.

Ergo, si no sirve para nada y no puedes elegir realmente lo que te interese de verdad: "Yo voto en Blanco", la ÚNICA ARMA QUE ME QUEDA DE DESLEGITIMACIÓN de toda esta pléyade de ineptos y corruptos que nos quieren subyugar.

Marco Atilio dijo...

A Anónimo: Seguro que entre todas las candidaturas encuentras una que, si no en todo al menos en parte, cumpla tus exigencias políticas y sociales y se acerque al modelo de convivencia que tienes pensado sin tener que votar las propuestas del PPSOE que se han demostrado totalmente ineficaces.

A Jesús de la Paz: Siento disentir contigo en cuanto a que las elecciones no sirven para nada. A propósito de esto, he encontrado un artículo de Pedro Chaves Giraldo, profesor de Ciencia Política en la Universidad Carlos III de Madrid que entre otras cosas dice: “…Y sin embargo el Parlamento Europeo es un instrumento esencial en una estrategia de cambio político en Europa. Con todas sus limitaciones, el Parlamento es la única institución que goza de la legitimidad popular y, por ello, puede convertirse en una poderosa caja de resonancia de la movilización y resistencia social contras las políticas austericidas y contra la gestión oligárquica de la crisis”. Palabras las del profesor que suscribo enteramente.

Por otra parte, es cierto que es Alemania con su canciller, la señora Merkel al frente, quien hoy por hoy maneja los hilos de la Unión Europea, sobre todo en materia económica. También es cierto que si no tiene oposición a nivel europeo esos hilos los seguirá manejando “per saecula saeculorum”. Hasta ahora poca o ninguna oposición ha tenido teniendo en cuenta que la mayoría del Parlamento Europeo lo componen fuerzas muy cercanas a su ideología y por eso hay que votar otras opciones, aquellas que tengan la decencia de enfrentarse a la poderosísima teutona y poder (con el respaldo de millones de ciudadanos europeos) bajarle los humos. Además, estas elecciones encierran en sí mismas un mensaje, si las acaban ganando aquellos que con sus malas praxis han abocado a la sociedad española a la desesperanza más absoluta, se creerán legitimados para seguir haciendo más de lo mismo, por el contrario, si reciben un castigo ejemplar en forma de voto para otras tendencias políticas, la sociedad española estará construyendo el camino para poder cambiar hacia otro tipo de política más social y justa y de paso hacer que se tambalee este sistema bipartidista que nos asfixia.

E.E.C. 49 dijo...

Bueno pues yo no puedo estar más de acuerdo con el artículo. Sí que es verdad que las opciones que tenemos de votar por otras tendencias no son muy atractivas, al menos así lo creo, pero bueno, siempre encontraremos algún partido que entre sus propuestas no se encuentre el de hacernos la vida imposible a los ciudadanos. Intentaré buscarlo con afán y estoy seguro que terminaré por encontrarlo.

Marco Atilio dijo...

No me cabe la menor duda que lo encontrarás. Gracias por tu comentario.

Anónimo dijo...

Es difícil saber a quién votar, pero sí está claro que aunque las leyes nos vengan impuestas desde fuera somos nosotros los que realmente decidimos (ósea nuestros gobiernos).
También quiero decir que la gente (me meto asta yo) muchas veces no sabe la realidad y no votamos nada más que por ideas y no nos paramos a pensar lo que se hace, porque Europa es un gobierno diferente al español, andaluz y local que cada uno de estos tiene el suyo pero, que la gente y YO por delante siempre terminamos confundiéndonos.
Lo que esta claro que hay que terminar con el bipartidismo y que esto solo creo que cambiara cuando realmente entre un gobierno que sea realmente cercano a nosotros y un poquito humilde
eltodopoderoso

Marco Atilio dijo...

En realidad sí que son nuestros gobiernos los que realmente deciden, pero si tenemos la desgracia (como en este caso) de padecer gobiernos lacayos de la todopoderosa Alemania, léase PPSOE, entonces no son nuestros gobiernos los que deciden porque en realidad son los brazos ejecutores de las políticas (sobre todo económicas) que nos imponen desde fuera.
Por supuesto que mucha gente vota a determinada tendencia porque están tan influenciados por una determinada corriente política que no barajan otras realidades y otras formas de hacer las cosas. Es por eso que digo que hay que informarse, informarse sin ideas preconcebidas, con capacidad crítica, sin obnubilarnos por discursos demagógicos que lo único que pretenden es amaestrarnos y aborregarnos.
Si queremos acabar con el bipartidismo tan nocivo para nuestra democracia es hora de cambiar el sentido de nuestro voto porque, como digo en el artículo, la evidencia empírica nos ha demostrado por activa y por pasiva, que tanto da votar al PP o al PSOE, los dos son cartas de la misma baraja.
Gracias por tu comentario.

nugara dijo...

No pensaba ir a votar, pero tus argumento me ha hecho replantearmelo.

Marco Atilio dijo...

Lo celebro, a ver si entre todos podemos cambiar este sistema bipartidista que nos ahoga. Gracias por tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...