BIENVENIDOS A YUMYS GALAXY, EL RINCÓN DE MARCO ATILIO.

lunes, 23 de mayo de 2016

Curioso destino

Qué curiosa puede resultar la vida, o mejor, que curioso puede resultar el destino de las personas con su gran componente de azar.

Hace más de treinta años tuve un accidente de moto porque se me cruzó en mi camino la fatalidad en forma de Renault 7. Fue dentro de la ciudad y curiosamente con una persona que ni siquiera era residente, había venido a pasar las fiestas del pueblo. Aunque yo iba correctamente conduciendo mi moto, él dijo que no me vio cuando se atravesó para girar a su izquierda. De aquel tremendo porrazo derivó una fractura de fémur (entre otras lesiones) que a la larga y después de los años, se ha demostrado enormemente decisiva para que al final me tengan que implantar una prótesis de rodilla, y eso tras un periodo largo, muy largo, de soportar dolor tras dolor en la pierna afectada.

Pues sí, el destino me tenía reservado para el día de hoy 23 de mayo de 2016 pasar por el quirófano. Una operación que muy probablemente no tendrían que practicarme, al menos no tan pronto, si aquel Renault 7 no se hubiera interpuesto en mi camino, si la persona que lo conducía no hubiera infringido las normas de circulación, si no hubiera venido a Baeza por las fiestas y si se hubiera quedado en su Barcelona natal que allí estaba muy a gustito. Y también, y no menos importante, si yo no hubiera cambiado la ruta habitual por otra que no había tomado anteriormente.

En fin, resignación es lo que me queda y desear que haya suerte y todo vaya bien. Sé que estoy en las mejores manos pero la suerte es importante también así que ojalá hoy esté de mi lado cosa que no hizo cuando sufrí aquel accidente.

Pues sí, el destino y su compañero el azar no dejan de ser curiosos, muy curiosos.

Marco Atilio

6 comentarios:

Isabel Barrado Pablos dijo...

La suerte es importante, pero lo es más la experiencia y el buen hacer del cirujano. Mucho ánimo, ya verás como todo sale bien.

Marco Atilio dijo...

En lo del buen hacer del cirujano he sido afortunado porque es uno de los grandes profesionales del hospital. Por cierto, ha hecho una labor extraordinaria, tanto él como el otro traumatólogo que le acompañaba y la operación ha sido todo un éxito. Gracias Isabel por tu comentario.

Рауф Халиулин dijo...

Curioso destino, mala suerte y suerte buena, que nos queda a nosotros? Vivir hasta la muerte.

Marco Atilio dijo...

Una frase profunda,aunque parezca de Perogrullo. Pues sí Rauf, sólo nos queda vivir hasta la muerte aunque si la buena suerte nos acompaña la vida se hace más llevadera y atractiva.

Anónimo dijo...

Bueno Marco, parece que la operacionm ha sido un exito y todo ha salido bien de lo cual me alegro. Verás como ptonto estarás bien. Saludos.

Marco Atilio dijo...

Eso espero aunque la recuperación intuyo que va a ser lenta y dolorosa. Gracias por comentar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...