BIENVENIDOS A YUMYS GALAXY, EL RINCÓN DE MARCO ATILIO.

domingo, 10 de febrero de 2013

Esto ya huele a podrido

El Mundo

Me había prometido a mí mismo no escribir sobre política, al menos no hacerlo en una larguísima temporada. Mayormente porque las medidas que se toman en España y en Europa solo sirven para acrecentar el sufrimiento y la desesperanza de una población a todas luces masacrada por tales injustas y equivocadas políticas y como consecuencia, cada vez que escribo de estos temas me hierve la sangre y paso un mal rato mientras lo hago.

Sin embargo hoy haré una excepción, porque en estos días acaba de saltar a primera plana informativa el caso de los sobresueldos a dirigentes del PP, (incluido el presidente del gobierno Mariano Rajoy) en lo que se ha dado en llamar el caso Bárcenas o la libreta de Bárcenas, extesorero del Partido Popular e imputado en el caso Gürtel.
 
Esto ha supuesto un escándalo mayúsculo para la opinión pública y que yo a su vez tacho de vomitivo y deleznable. Sobre todo porque España se está desangrando viva debido a la crisis. Una crisis de la que no quieren sacarnos, por oscuros intereses económicos, las fuerzas neoliberales que campan a sus anchas por las tierras españolas y europeas.
 
¡Ya está bien! ¡Ya basta de insultar nuestra inteligencia! ¡Que paren de una vez de robarnos una democracia pisoteada, resquebrajada y en franca decadencia mientras las selectas clases políticas y empresariales se reparten con total impunidad nuestro país!
 
Todos los miembros del PP sin excepción, presentes en la ya famosa libreta de Bárcenas deberían dimitir y a continuación convocar elecciones anticipadas. El caso es demasiado grave y hay indicios fundados de verosimilitud en esas listas para que baste con declarar que esos papeles son falsos. La confianza en esta democracia está demasiado resquebrajada para que esto pueda seguir como si no pasase nada. Deben irse por donde han venido y una vez fuera de las instituciones que pertenecen a todos los españoles, que intenten demostrar la falsedad de esos papeles, si es que pueden hacerlo.
 
La corrupción política es una lacra que hay que erradicar de una vez por todas. Hace falta un gran pacto para conseguir la máxima transparencia en el ejercicio de una labor que debería ser de servicio a la ciudadanía y no la de enriquecerse a costa de ella.
 
El desprestigio y la credibilidad de la clase política actualmente es manifiesto, solo hay que mirar las encuestas. Pero antes que nada permítanme algunas reflexiones.
 
corrupcion

Resulta más que increíble ver cómo un partido político que llega al poder con un determinado programa, ilusionante para mucha gente, que después de padecer la ineptitud del Zapaterismo deposita su confianza de forma abrumadora en unos políticos cuyo principal discurso es que acabarán con el paro y la crisis en España, y que después de poco más de un año las cosas estén muchísimo peor que con el anterior gobierno porque nada de lo que prometieron han cumplido. Sí, realmente es increíble con qué facilidad se puede engañar al electorado.
 
Esos mismos políticos (ahora muchos de ellos con la sombra de la corrupción sobre sus espaldas) son los que toman medidas encaminadas a privatizar la Sanidad Pública, la Educación… para poco a poco ir desmantelando el Estado del Bienestar que, en definitiva, es lo único que queda a la inmensa mayoría de la gente para no caer en la total desesperanza.
 
Esos mismos gobernantes son los que hacen políticas claramente dañinas para la clase trabajadora de este país. Se están haciendo con el PP y se hicieron antes con el PSOE, porque el Partido Socialista me parece tan impresentable como el Partido Popular, Zapatero fue el primer Presidente de Gobierno de la democracia que les bajó el sueldo a los funcionarios. Hizo políticas claramente neoliberales y nos “jodió” vivos con su manera de gobernar torpe e injusta. Ahora Rajoy y su PP, con el poder que da la mayoría absoluta conseguida, ha caído sobre nosotros como una plaga y no está dejando “títere con cabeza”. El PSOE preparó el camino con su ineptitud para que la derecha más recalcitrante que nos gobierna acabe con cualquier atisbo de lo que España fue en las gloriosas y felices épocas de bonanza, se cebe en las clases más desfavorecidas y promueva la desigualdad y la injusticia social haciendo que cada día los ricos sean más ricos y los pobres mucho más pobres.
 
Después de Zapatero y los cuatro años que estará Mariano, España será un erial desolado y yermo, con miles de muertos por el hambre, de familias rotas, de jóvenes sin futuro que a lo mejor han conseguido emigrar huyendo de la quema, o a lo mejor no lo han podido hacer y pasearán sus penurias entre el fango y los cubos de basura.
 
Maldita sea la estampa de los Rajoy´s, Zapateros, Cospedales, Rubalcabas y de todos los políticos que con sus medidas injustas laceran, masacran y tiranizan al pueblo. Ojalá algún día se les pueda sentar en el banquillo acusados de crímenes económicos contra la humanidad. Ese día España podrá gritar muy, pero que muy alto ¡POR FIN SE HA HECHO JUSTICIA!
 
Borregos

¡Uf, que a gusto me he quedado! Pero volvamos a la corrupción y al caso Bárcenas. La prensa de hoy publica titulares como estos:
 
“Mariano Rajoy cobró un “pastón” en 2011: nada menos que 402.389,89 euros brutos. Llegó a acumular tres sueldos al mes, igual que algunos socialistas, como Leire Pajín”. (Diariocrítico.com).
 
“El presidente, en plena crisis y cuando la mayoría de las empresas reducían o congelaban el salario a sus trabajadores y él defendía que había que ser más competitivos, se estaba subiendo a sí mismo el sueldo que le asignaba el PP de manera muy notable, en concreto un 27 por ciento”. (El país.com).
 
“El sueldo de Rajoy en el PP subió un 27 % durante los años de crisis. En el 2008, con la llegada de De Cospedal, creció 30.000 euros en un solo año”. (La voz de Galicia.es).
 
“Rajoy se subió un 30% el sueldo en plena crisis. La información colgada este sábado en la web del Palacio de la Moncloa se extiende desde el año 2003 al 2012, periodo durante el cual Mariano Rajoy ingresó casi dos millones de euros”. (nuevatribuna.es).
 
“Rajoy se subió el sueldo un 27% en plena crisis, mientras pedía a los españoles moderación salarial. Los datos sobre los ingresos de Rajoy no aclaran nada de los pagos anotados por Bárcenas”. (elplural.com).
 
En este último diario se puede leer lo siguiente: “Mariano Rajoy es el ‘líder de la austeridad’, de la contención del gasto, pero ahora sabemos que sólo cuando concierne a otros. Ha mantenido un falso discurso: mientras pedía moderación en los salarios de los españoles, él se subía el sueldo un 27%. Entre 2007 y 2011, los peores años de la crisis económica. Lo reflejan los datos publicados este sábado por la Moncloa sobre las declaraciones de renta y patrimonio del presidente del Gobierno, que, por otra parte, no aclaran nada sobre los sobresueldos en ‘b’ anotados por el extesorero Bárcenas. Las declaraciones colgadas en la web de la Moncloa son las posteriores a 2003. Los ‘papeles’ de Bárcenas reflejan pagos extras de 25.000 euros anuales a partir de 1999”. […] “Entre 2003 y 2005, llegó a cobrar hasta tres sueldos: el de diputado por Madrid, el que le pagaba el partido, y la compensación como exministro, que tiene una duración de dos años. A partir de aquí el PP le aumentó considerablemente el sueldo, posiblemente para compensarle”. 
 
¡Con la que está cayendo y esas cifras mareantes! ¿Es que para él no hay austeridad, la austeridad que pedía para los españoles él no se la aplica? ¿Con la inmensa mayoría de los trabajadores ganando sueldos de asco él, sin el menor pudor, se atreve a declarar ese dineral y para colmo procedente de tres sueldos? ¡Madre mía qué gentuza! ¿Y a este “señor” le va a importar que la gente no tenga ni para poder comer? ¿Individuos de esta calaña es la que nos tiene que sacar de la crisis? ¡Pues vamos listos!
 
En fin para qué seguir, esta “casta” se mueve a diario por la famosa “ley del embudo” y no están dispuestos a renunciar a sus privilegios bajo ninguna circunstancia. Lo único que se me ocurre es que esta ralea que nos gobierna, de ser ciertos todos esos indicios de corrupción, no pueden merecer ni un gramo de respeto por nuestra parte, porque no tienen ninguna credibilidad y carecen por completo del menor atisbo de catadura moral y los únicos calificativos para describirlos es la de hipócritas indeseables. Si tuviéramos un poco de decencia no los votaríamos jamás, pero por muchas cosas que hagan seguiremos votándolos ya que somos un país convenientemente amaestrado y aborregado en donde muchísima gente carece de la necesaria capacidad crítica para saber lo que le conviene en cada momento. 
 
Termino con una frase del escritor Carlos Malato: “La ignorancia de las masas es la principal fuerza de los gobernantes”. Apliquémonos el cuento.
 
Marco Atilio




























6 comentarios:

E. María de Graná dijo...

Tengo la impresión que están tos pringaos. De lo que no hay duda es de que para esta chusma no existe la crisis pero sí que la cargan sobre los sufridos hombros de los españoles. Malditos sean. Buen artículo Marco Atilio.

Alberto H. T. dijo...

Apuesto lo que quieras a que ninguno dimite y que todos son "inocentes". Menudo atajo de sinverguenzas estan hechos.

T.J. dijo...

Si esto ya huele a podrido. Estamos en una democracia caducada y decadente porque hemos tenido la desgracia de contar con unos políticos que no han sabido estar a la altura de este gran país llamado España. Necesitamos una verdadera regenaeración democrática con urgencia y sentar unos buenos cimientos para hacer una sociedad más justa, más honrada, más igual y mucho más... democrática.

Asun dijo...

Por supuesto que seguiremos votándolo, porque en mi vida he visto un país en donde la gente esté tan adormecida como en España. Nos pegan de hostias y siempre ponemos la otra mejilla. España es diferente. El que acuñó esa frase que razón tenía.

CCG dijo...

Me alegro de que te hayas decidido a seguir escribiendo sobre "el tema" porque ya ves cómo mueves a las conciencias...Totalmente de acuerdo, sobre todo en lo del voto (ahí está nuestra fuerza)

Ann Celeste dijo...

Menudo país el nuestro. La monarquía en entredicho, el gobierno con sospechas fundadas de corrupción, los banqueros, los empresarios... aquí no se salva ni el gato. La única manera de arreglar esto es empezar desde cero, desde los mismos cimientos de la democracia, que la justicia actue y que se meta en la carcel a todo el que esté pringado por cualquier atisbo de corrupción. Incluidos los miembros de la monarquía si es que son culpables. Me averguenzo de mi país, un país en donde la corrupción parece ser una práctica de lo más habitual entre nuestros indignos políticos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...