BIENVENIDOS A YUMYS GALAXY, EL RINCÓN DE MARCO ATILIO.

sábado, 9 de marzo de 2013

Riqueza abusiva

Tío Gilito y señor Burns

Hace unos días se publicó la lista Forbes 2013 que da a conocer las personas más ricas del mundo, en la que por cierto se podía observar, que el empresario español fundador del grupo textil Inditex y dueño de Zara, Amancio Ortega se había encaramado a la tercera posición desbancando de ella al mismísimo Warren Buffett, conocido inversor estadounidense. 
 
La lista de 2013 tiene un total de 1.426 nombres que poseen o superan los mil millones de dólares. Estos son los 20 primeros de la lista y sus respectivas fortunas:

Carlos Slim: 73.000 millones de dólares (México)
 
Bill Gates: 67.000 millones de dólares (Estados Unidos)
 
Amancio Ortega: 57.000 millones de dólares (España)
 
Warren Buffett: 53.500 millones de dólares (Estados Unidos)
 
Larry Ellison: 43.000 millones de dólares (Estados Unidos)
 
Charles Koch: 34.000 millones de dólares (Estados Unidos)
 
David Koch: 34.000 millones de dólares (Estados Unidos)
 
Li Ka-shing: 31.000 millones de dólares (Hong Kong)
 
Liliane Bettencourt y familia: 30.000 millones de dólares (Francia)
 
Bernard Arnault: 29.000 millones de dólares (Francia)
 
Christy Walton: 28.200 millones de dólares (Estados Unidos)
 
Steffan Persson: 28.000 millones de dólares (Suecia)
 
Michael Bloomberg: 27.000 millones de dólares (Estados Unidos)
 
Jim Walton: 26.7000 millones de dólares (Estados Unidos)
 
Sheldon Adelson: 26.500 millones de dólares (Estados Unidos)
 
Alice Walton; 26.300 millones de dólares (Estados Unidos)
 
Robson Walton: 26.100 millones de dólares (Estados Unidos)
 
Karl Albrecth: 26.000 millones de dólares (Alemania)
 
Jeff Bezos: 25.200 millones de dólares (Estados Unidos)
 
Larry Page: 23.000 millones de dólares (Estados Unidos)
 
Estas fortunas suenan casi a broma. ¿Cómo puede uno tener tal cantidad de dinero? Y aquí caben algunas interrogantes: ¿Es lícito que una sola persona posea semejante patrimonio? Bueno, supongo que es lícito pero ¿es ético? Sobre todo cuando muchos millones de personas pasan hambre en el mundo y otros muchos (y en países desarrollados), apenas tienen lo mínimo para subsistir.
 
Creo que se debería poner un tope a la riqueza. Nadie por encima de 100 millones de euros, (que ya es dinero). No creo que con semejante dineral (100 millones de euros) pueda nadie pasar hambre, ni él ni sus descendientes por los siglos de los siglos.
 
Todo el dinero que exceda esa cantidad se destinaría a erradicar el hambre en el mundo, luchar contra las desigualdades y las injusticias, conseguir que los salarios sean dignos para vivir una vida digna... Así, el mundo sería mucho más equitativo y por supuesto mucho más humano.
 
Esas descomunales fortunas, a partir de un determinado nivel de enriquecimiento, se consiguen a base de información privilegiada y favores políticos que pueden llegar a ser recíprocos: “tú me das y yo te doy”, así es como funciona el mundo del capital y así ha funcionado siempre.
 
No sería de extrañar que en muchas de las empresas de esa gente supermillonaria, haya empleados trabajando por 800, 900 ó 1.000 euros e incluso menos, cuando en realidad son esos mismos trabajadores los que, con su trabajo y esfuerzo, están manteniendo tales empresas y de paso ayudando a enriquecerse aún más a esos poderosísimos empresarios. Esos trabajadores, que son parte activa en el buen funcionamiento de la empresa deberían de participar también de sus beneficios, no olvidemos que sin trabajadores no habría empresas ni dinero que ganar con ellas por consiguiente resulta hasta lógico pensar que una parte tan importante de la empresa debería también de beneficiarse de su prosperidad. Al menos así lo creo.
 
Marco Atilio


























5 comentarios:

E.E.C. 49 dijo...

La cantidad de cosas que se podrían hacer con una pequeña parte de todas esas fortunas. Por ejemplo quitar el hambre del mundo, ¿te parece poco?

T.J. dijo...

Yo creo que te has pasado con lo del tope de 100 millones de euros. Con mucho menos se puede vivir a lo grande para siempre, tanto uno mismo como su familia y sus descendientes. No me atrevo a poner una cifra pero ¿que te parecen 30 millones de euros? No te olvides que eso son nada más y nada menos que 4.991.580.000 millones de las antiguas pesetas. No está mal. Que me los den a mí y verás si vivo bien.
Saludos Marco.

Asun dijo...

Así lo creo yo tembién Marco Atilio. Mientras la empresa está ganando ingentes cantidades de dinero, este va íntegro a los bolsillos del empresario cuando tú como trabajador intentas con mil esfuerzos llegar a fin de mes gracias a los salarios de lismona que recibes de dicho empresario. En el hipotético caso de que la empresa quiebre te ponen en la calle con cuatro euros de mierda mientras el empresario nada en la opulencia gracias a los beneficios que obtuvo con su empresa. No creo que sea justo que el trabajador no obtenga un porcentaje de los beneficios mientras la empresa los esté dando.

Calcalacrab dijo...

Totalmente de acuerdo Marco Atilio. Bonito e interesante blog.

E. María de Graná dijo...

Podiamos mirar en las tiendas de Zara y ver cuanto ganan sus dependientas. Hay chicas jovenes que no llegan a 800 euros y el dueño de esas tiendas, el tal Amancio, con cincuenta y siete mil millones de dólares (57.000.000.000) que se dice pronto. ¿Qué pasaría si en lugar de 700, 800, 900 euros se les pagara a los empleados de sus empresas no menos de 1500, 1600 euros? ¿se iba a quedar pobre? por supuesto que no. Estoy de acuerdo en que esas inmensas fortunas parecen una broma y no se debiera permitir que una persona acumulara tanta riqueza y a sus empleados les pague un sueldo de miseria. Esto debería estar penado con la cárcel. Buen artículo Marco, como siempre denunciando las injusticias y la doble moral de la sociedad corrompida en la que estamos inmersos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...