BIENVENIDOS A YUMYS GALAXY, EL RINCÓN DE MARCO ATILIO.

miércoles, 21 de octubre de 2015

Noches de invierno

Lluvia en Baeza

Rebuscando entre mis papeles, en un rincón olvidado, entre las hojas de una raída libreta, he encontrado este poema que escribí cuando tenía apenas once años. Este poema me demuestra que mi afición por la escritura me viene desde muy antiguo. Quizá entre sus versos no encontréis un dechado de técnica poética pero lo que sí encontraréis sin duda, son las inquietudes de un infante al que le gustaba plasmar sobre un papel sus emociones más profundas. Como podréis observar, el poema encierra la melancolía que siempre ha caracterizado gran parte de mi escritura y que, ya desde muy temprano, ha sido mi marca personal en cuestiones literarias. El poema en cuestión es este:
 
NOCHES DE INVIERNO

Un viejo libro leyendo,
pero a la vez distraído,
es una tarde sombría
de un pueblecito perdido.
 
Cae la tarde, llueve,
sopla con fuerza el viento,
muere la tarde deprisa…
crepúsculo ceniciento.
 
Se ha entrado la noche,
un hombre pasa corriendo,
miro de reojo la calle…
todavía sigue lloviendo.
 
La lluvia repiquetea
los cristales de mi ventana,
a lo lejos suenan, suenan,
de la iglesia las campanas.
 
El viejo libro en mis manos,
dos gatos juegan su juego,
recostado en un rincón
el abuelo atiza el fuego.
 
Qué triste el alma me ponen
tristes noches del invierno,
oscuras y con llovizna,
que cantan su son eterno. 

Marco Atilio

































4 comentarios:

Isabel Barrado Pablos dijo...

Está bastante bien para un niño de once años. La inmensa mayoría a esa edad solo piensan y pensaban en el fútbol, ahora en los videojuegos, son pocos los que tienen inquietudes literarias. A mi me gusta el poema, es muy descriptivo. La visión de un niño de todo lo que acontece a su alrededor. Muy bueno, en serio.

Marco Atilio dijo...

Vaya, pues muchas gracias Isabel por tus palabras. Celebro que te guste el poema. Ya desde muy pequeño me gustaba escribir sobre un diario todo lo que ocurría en mi vida y en mi entorno. Y también gustaba de hacer poemas que reflejaran mis emociones y sentimientos. Esos poemas los escribía en una libreta que encontré por casualidad entre mis múltiples papeles hace poco tiempo. Y lo cierto es que me dio mucha alegría cuando la encontré ya que la lectura de su contenido me hizo retroceder de golpe a los cándidos y maravillosos días de mi infancia.

UNO DE TANTOS dijo...

Precioso poema Marco. Que bien describes las misteriosas y románticas noches del invierno. A mi me ha encantado. Bravo.

Marco Atilio dijo...

Muchas gracias por tus palabras. Tu comentario es un acicate para seguir escribiendo en el blog. Repito las gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...