BIENVENIDOS A YUMYS GALAXY, EL RINCÓN DE MARCO ATILIO.

martes, 31 de mayo de 2011

Dublineses. Los Muertos


Soy un gran amante del séptimo arte, como buen cinéfilo he visto infinidad de películas, de todos los géneros. Algunas de ellas me han cautivado por diversas razones y una de las que lo han hecho especialmente ha sido “Dublineses” hasta el punto de verla dos veces consecutivas, sí, sí, dos veces, terminar de verla y empezar a verla otra vez desde el principio.
 
Dublineses es una película para mí especial, tiene algo que me cautiva y me seduce, principalmente su magnífico final. Un final que te transporta, que te obliga a recapacitar sobre el sentido de la vida… y de la muerte.
 
Dublineses es una película de John Huston cuyo guión (escrito por su hijo Tony Huston) es una adaptación del relato “Los Muertos” de James Joyce. Está ambientada en el Dublín de principios del siglo XX y cuenta una historia costumbrista de la época.
 
John Huston dijo cuando acometió el proyecto: “Estoy adaptando un cuento de Joyce que tenía pensado llevar al cine desde hace 30 años, pero con tantos filmes que he tenido que hacer para poder pagar a mis ex mujeres y médicos, hasta ahora no había sido posible”. Huston padecía un enfisema pulmonar, pero a pesar de ello, a pesar de que tuvo que rodar en silla de ruedas y con mascarilla de oxígeno, gracias a su férrea voluntad pudo acabar “Dublineses” su última gran obra, su testamento cinematográfico, su obra póstuma (Huston murió antes del estreno de la película). El legado de Huston es una cinta de lo más sencilla, pero cuidada hasta el más mínimo detalle, algo notorio en su loable ambientación y en su extremo e intenso mensaje.
 
Huston hizo una escrupulosa ilustración del texto de Joyce, que está prácticamente reproducido en la película, con bastantes líneas de diálogo idénticas.
 
Día de la Epifanía en el Dublín de 1904. Como todos los años, se celebra una fiesta en casa de las señoritas Morkan, fiesta que con los años se ha hecho ya famosa. Entre los distinguidos invitados se encuentra Gabriel Conroy (Donal McCann), sobrino de las anfitrionas y su bella esposa Gretta (Anjelica Huston). Durante la fiesta los invitados hablan de música, de política y también chismorrean entre ellos mientras comen, beben y bailan. Aquí Huston se las ingenia para crear una atmósfera tan especial que introduce al espectador en casa de las señoritas Morkan como si fuese un invitado más. La fluidez con la que se desarrolla la fiesta produce una sensación de intimidad y verosimilitud absoluta.

Acabada la cena y mientras Gretta baja las escaleras se oye una canción ("La joven de Aughrim") que canta uno de los invitados, el tenor Bartell D'Arcy (Frank Patterson). En ese momento Gretta queda inmóvil en mitad de las escaleras, extasiada, obnubilada, transportada a otro tiempo, transportada a un recuerdo. Mientras, desde abajo, Gabriel contempla la palidez y la enigmática perplejidad dibujada en el rostro de su mujer.
 
De vuelta a casa, Gretta le confiesa a su marido que aquella canción ha despertado el recuerdo de un amor de juventud, truncado por la muerte de su amado.
 
Nunca Gabriel en todos los años que llevaba casado con Gretta había escuchado esta historia, y es entonces cuando afloran sus inseguridades. Es entonces cuando empieza a comprender que siempre ha sido el pálido sustituto de un muerto, un héroe del amor con el que nunca podrá competir.
 
Los cinco últimos minutos del filme son apoteósicos, Pura poesía en los pensamientos de Gabriel asomado a la ventana viendo caer la nieve, reflexionando sobre su esposa, sobre la vida... y sobre la muerte. Un monólogo con voz en off, con un lirismo impresionante. Una de las cosas más bonitas que yo he podido ver en el cine. La fotografía espectacular, nos muestra los solitarios paisajes cubiertos de nieve mientras Gabriel reflexiona acompañado de una banda sonora estupenda en donde prevalece el piano.
 
Dublineses fue elegida por los críticos españoles como la mejor película de los ochenta.
 
Consiguió dos Óscar: Mejor vestuario y mejor guión adaptado.
 
En definitiva, una película que para mí es una joya de la cinematografía aunque algunas personas la puedan encontrar aburrida (¿?).
 
Marco Atilio


















2 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenas! ando buscando el poema que se lee tras el recital de piano, es lo que mas me engancha de esta película, pero no lo encuentro transcrito por ningún sitio en la web, antes de pasar a buscarlo en papel me preguntaba si tienes algún link que me pueda ayudar,
saludos!

Marco Atilio dijo...

Hay varias páginas en internet en el que se encuentra el poema "Promesas Rotas". Aquí te dejo varios enlaces donde puedes encontrarlo:

http://nuelconmieces.blogspot.com/2008/11/promesas-cumplidas-dublineses.html

http://www.fotolog.com/anniehall86/66587993

http://butaca111.blogspot.com/2009/12/literatura-y-cine-los-muertos-de-jjoye.html

http://rosadiez.net/2010/12/30/promesas-rotas/

Espero haberte ayudado. Gracias por pasarte por mi blog. Un saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...