BIENVENIDOS A YUMYS GALAXY, EL RINCÓN DE MARCO ATILIO.

viernes, 19 de agosto de 2011

Rivalidad Madrid - Barça


Después del bochornoso espectáculo (uno más) que dieron los jugadores y técnicos de Barça y del Madrid al final del partido de la Supercopa me hago la siguiente reflexión, y que conste que es una opinión absolutamente personal:
 
Estoy empezando a plantarme que la rivalidad entre Madrid y Barça trasciende lo puramente deportivo. En el fondo de esta enconada rivalidad creo que hay un componente político y de sentimientos de gran envergadura. 
 
El aficionado del Madrid ve a su eterno rival, el Barcelona, como el club que representa todos los sentimientos antiespañoles de catalanes separatistas. Esta percepción de los aficionados madridistas se contagia a los jugadores, sobre todo a los que no sienten los nacionalismos como dogma, es decir a los que realmente se sienten españoles. 
 
En cambio, el aficionado Barcelonista ve en su eterno rival el club del centralismo, el club del (ríanse un poco) franquismo, y no olvidemos que precisamente fue el franquismo el que privó a los catalanes de todas sus señas de identidad durante cuarenta años. Ven en el Real Madrid el club que representa todo aquello que ellos odian, es decir, España. Ven al Madrid como algo que frena sus intereses políticos, como algo que frena su idea de separatismo y de configurar Cataluña como una nación independiente separada de España. 
 
En el Barça hay muchos jugadores catalanes de nacimiento y apostaría a que en un porcentaje importante son nacionalistas, o al menos en su fuero más interno subyace la idea nacionalista. Ya se pueden imaginar a qué jugadores me estoy refiriendo: Xavi, Busquets, Piqué, Puyol, Valdés... y que seguro contagian su antimadridismo y por ende su antiespañolismo a los demás componentes de la plantilla. 
 
Por otra parte pienso que, así como la prensa en general, y la catalana en particular, tienden a demonizar a los jugadores del Madrid y, sobre todo, a su técnico Mourinho, también los jugadores del Barcelona tienen su parte de culpa, probablemente la mitad de culpa que los jugadores del Madrid. 
 
Me viene a la mente la historia de los dos hermanos en el que a uno, muy temperamental, le fluía la adrenalina ante ciertas acusaciones que vertían sus padres sobre él cuando él sabía que había sido su hermano el autor de determinada travesura. Este segundo hermano en apariencia mucho más comedido y pacífico pero mucho más “retorcido”, se las ingeniaba para echar la culpa a su hermano el cual montaba en cólera ante semejante sinrazón y recurría a la violencia física ya que no podía soportar las malas artes de su hermano. Esto tenía una consecuencia inmediata, y es que sus padres le reprendían y castigaban (sin razón) y el culpable quedaba impune, a pesar de haber sido éste el autor del hecho.
 
Algo similar ocurre en los partidos Madrid – Barça, no todo es lo que parece. Si lo jugadores del Madrid se exceden estoy seguro que antes ha habido cualquier tipo de provocación. Si una entrada violenta es sancionable, también debe serlo el fingimiento de un daño que no se te ha producido, y los jugadores del Barcelona son maestros en estas conductas antideportivas y en estas malas artes. Tampoco por supuesto son “monjitas de la caridad” a la hora de repartir “leña”.
 
La acción de Mourinho metiéndole el dedo en el ojo al segundo entrenador del Barcelona me parece totalmente condenable y, aunque no pretendo justificarla, también vino precedida de continuas provocaciones del banquillo del Barcelona y de su entrenador Guardiola que dirigiéndose al banquillo del Madrid les espetó en varias ocasiones: “Sois una banda”. Esto no lo digo yo, lo dicen los periódicos y los programas deportivos emitidos en televisión.
 
En fin, pienso que alguien debería de llamar al orden a todos los actores de estas “películas violentas” y apelar al sentido común y a la deportividad. Que cada uno de los protagonistas entone el “mea culpa” y reflexione profundamente sobre su actitud. Tampoco ayudan en nada las declaraciones subidas de tono en los post partidos, lo único que consiguen es enrarecer aún más el ambiente.
 
De cualquier manera, pienso que jamás se acabará (o al menos será difícil que acabe) la "guerra" Madrid - Barça. Hay fuertes sentimientos de por medio que, como dije al principio, trascienden lo meramente deportivo para que esto pueda terminar algún día.
 
Marco Atilio











4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece que se nota mucho que eres del Real madrid y que este articulo esta no es imparcial si no que barre claramente hacia los intereses de tu equipo intentando disculpar y justificar una accion de mourinho (que si se ve como mete el dedo en el ojo de tito) con un argumento del Real madrid que dice, sin pruebas, que antes fueron provocados e insultados.

El barcelona podria decir que antes de que tito les dijera eso que dice el madird que dijo, el real madri los insulto y que por eso tito les dijo sois una banda de... Y se formaria una cadena interminable del el otro me dijo antes.

Anónimo dijo...

En estos casos no se puede hacer un analisis global, sin repasar los hechos minuciosamente revisando todos los detalles.
La tangana se inicia con una entrada de expulsion y el jugador es expulsado como ocurre en infinidad de partidos todos lso domingos y en todas las ligas.
Lo siguiente,osea la invasion del terreno de juego pro parte de tecnicos y suplentes con animo de hacer justicia pro su cuenta, ya no ocurre todos los dimingos ni es admitido en todos lso campos.
Que a partir de esa tangana provocada por una de las partes se produzcan agresiones y comportamientos poco o nada caballeroso es lo normal. Lo raro sería que se monte esa tangana y acabe a besos que es lo que en definitiva parece que esperaban los que van de virtuosos y cargan toda la responsabilidad en una de las partes.
En realidad, esos que cargan toda la culpa en un bando, lo hacen una sola razón: Porque meterse con el madrid sale gratis y meterse con el barcelona acarrea consecuencias politicas y eso resulta incomodo.
Es la misma diferencia que hay entre insultar a Jesus o insultar a Mahoma.

Marco Atilio dijo...

Es cierto que soy del Madrid, lo he sido siempre y supongo que lo seguiré siendo hasta que me muera. De todas maneras no soy ningún fanático, jamás he discutido con nadie por el fútbol. Cuando en buena lid pierde mi equipo no tengo ningún reparo en felicitar al contrario lo mismo que en esta ocasión, a pesar de que creo sinceramente que el Madrid jugó mejor que el Barcelona a lo largo de la eliminatoria e hizo mucho más para poder ser el campeón.
Es más que evidente que la acción de Mourinho es totalmente reprobable, no es esa la manera de actuar de quien es el entrenador del club más laureado del mundo que ha paseado su caballerosidad por los cinco continentes a lo largo de la historia.
Sin caer en ningún tipo de fanatismo, en mi artículo he intentado ser lo más objetivo posible. Resulta más que obvio que la rivalidad entre Madrid - Barça traspasa lo puramente deportivo y entran en liza otras connotaciones más extremistas. Esto lo ve cualquiera, no hay más que prestar atención a las declaraciones post partido y el "tufillo" nacionalista de algunas de ellas te tira de espaldas, como estas manifestaciones de Joan Laporta: "intenté defender al Barça a capa y espada cuando era presidente. La caverna españolista no me lo perdonó, por lo que creo que hice bien mi trabajo".
El Barcelona representa para muchos catalanes sus señas de identidad nacionalistas y separatistas, y todo lo que huela a España lo odian y el Madrid representa aquello que menos quieren los nacionalistas: ESPAÑA. Una prueba más que evidente de lo que digo fue el bochornoso espectáculo que dieron los aficionados culés pitando al Himno Español en la final de la Copa del Rey de los dos últimos años.
Esos fanáticos nacionalistas deberían pensar antes de actuar de ese modo que el Barcelona, lejos de ser y de representar una ideología nacionalista, es un club universal, con seguidores en todas partes de España y del mundo. El Barcelona como institución debe estar por encima de cualquier extremismo nacionalista aunque no ayuda en nada que se elijan presidentes claramente separatistas como el señor Laporta que intentó hacer del Barcelona un reflejo de sus ideas políticas.
En definitiva, hay fuertes sentimientos en la rivalidad Madrid – Barça puramente extradeportivos que se deberían olvidar para beneficio de todas las partes. De esa manera los aficionados podríamos disfrutar del maravilloso espectáculo que supone un partido de fútbol entre estos dos grandes equipos.

eltodopoderoso dijo...

La acción de Mourinho es muy condenable y creo que le está haciendo daño tanto a la imagen del Madrid como a la del futbol español, que tenga razón o no la tenga, eso no se hace y mas representando yo creo a un equipo como al real Madrid, ahora eso si jugó mejor y eso es indiscutible pero la diosa fortuna se inclino hacia el Barcelona.
Ay jugadores como Xavi, Busquets, Piqué, Puyol que serán del Barcelona y tendrán los ideales que tendrán que tener pero no tenemos que olvidar que también han echo grandes cosas por nuestra selección.
Es cierto que el Barcelona nos ha hecho muchas feas como la de ir a dar la vuelta de honor al campo y alguien le dio por poner los periquitos para regar el campo.
Otra es que siempre ay un laser de color verde que tiene que estar molestando al mismo.
Otra la de chiflarle al himno de España.
La de ponerse de espalda al rey y hacerle la vista gorda cuando se le entrega la copa y así con cosas de estas se ganan la fama sin tener culpa los miles de catalanes que están al margen de una realidad que se vive dentro de los campos de futbol.
Yo creo y en mi opinión que nunca se debería de mezclar la política con el futbol y que entre estas dos aficiones siempre debería de reinara la paz porque son un gran ejemplo para el futbol en general.
Termino este comentario diciendo que es una tontería todo aquel que discuta por el futbol porque creo que hay cosas por las que deberíamos preocuparnos algo mas, pero si es cierto que esto nos ayuda a pensar en otra cosa cada fin de semana y olvidarnos por un momento de la realidad que por desgracia estamos viviendo y eso no la arregla el futbol.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...