BIENVENIDOS A YUMYS GALAXY, EL RINCÓN DE MARCO ATILIO.

domingo, 27 de noviembre de 2011

...y te sacarán los ojos


A nadie se le escapa que en estos tiempos que corren, la labor de ser padres es una tarea a veces demasiado complicada. Personalmente he tenido la suerte de tener dos hijos maravillosos, responsables y honestos. 
 
Tanto mi esposa como yo nos hemos esforzado siempre por inculcarles las más elementales normas de convivencia, hemos tratado de educarlos con unos valores que les hicieran personas dignas, decentes y justas y que el respeto por los demás fuera el leitmotiv de su proceder y, en todo momento, hemos procurado alejarlos de vicios no deseados. 
 
Todos nuestros esfuerzos en la adecuada educación de mis hijos han tenido su recompensa pero me consta que a veces, a pesar de los desvelos que los padres tienen con sus hijos, las cosas no salen como ellos han pretendido que salgan.
 
Hace unos días, hice un comentario en una entrada que publicó en su blog (del que yo soy partícipe) un amigo a propósito del comportamiento irracional de algunos hijos con respecto a sus padres. El contenido de esa reflexión que hice entonces es el tema del post que os propongo hoy. 
 
 


Mi amigo tituló su artículo “Cría cuervos…” así que yo he titulado el mío “…Y te sacarán los ojos”. Ahí van mis reflexiones a ver qué os parecen:
La labor de ser padres es difícil, luchamos con ahínco por su bienestar e intentamos que sean honestos inculcándoles unos valores que les hagan crecer como personas y los preparamos para enfrentarse al mundo con posibilidades de vencer.
 
A nosotros como padres, lo único que se nos puede exigir es el de criar a nuestros hijos de la mejor manera posible, dándoles el sustento necesario y la educación adecuada para convertirlos en personas adultas, responsables y capaces. Si luego, cuando crecen, se convierten en algo que no les hemos enseñado, si por causas del entorno o por no sé qué rayos, la falta de juicio, la irresponsabilidad, la crueldad…, se apodera de ellos y por desgracia para nosotros se convierten en unos descerebrados; de ninguna manera debemos claudicar ante sus chantajes, despotismo y falta de respeto. Tenemos que mantenernos firmes y dejarles muy claro que mientras estén bajo nuestro mismo techo las normas las pondremos nosotros y deberán acatarlas con todas sus consecuencias.
 
 

En este punto me vienen a la memoria unas palabras de una eminente psicóloga a propósito de la relación entre padres e hijos: “En muchos casos, la convivencia se hace tan insoportable que es mejor señalarles la salida de nuestro hogar y que se busquen la vida como adultos que son, que someterse a sus chantajes, insensibilidad y egoísmo. De otro modo se apoderarán de tal forma de nuestras vidas que seremos esclavos de sus designios en nuestra propia casa y convertirán nuestras vidas en un infierno”.
 
Palabras que las suscribo enteramente. Aunque se nos parta el alma y parte de ella se vaya con ellos, si no nos mantenemos firmes ante los abusos de nuestros hijos y los apartamos de nuestro lado a tiempo, sus conductas ingratas y egoístas terminarán por hacer de nuestros hogares una continua batalla campal en donde pueden llegar a ocurrir cosas muy desagradables que lamentaremos durante el resto de nuestras vidas.
 

Marco Atilio











6 comentarios:

Anónimo dijo...

El entorno influye demasiado decisivamente en nuestros hijos. Si tienen la desgracia de no ser muy fuertes y rechazar vicios y malas conductas terminan por ser lo que tú dices, unos descerebrados.

eltodopoderoso dijo...

Soy padre desde hace muy poquito tiempo y yo diría desde hace dos meses para la buena verdad, y siempre que salen estos temas me da un poco de miedo porque no se cómo va a salir mi niña porque por mucho que yo le dé o mi mujer le de buenos valores por desgracia vivimos en una sociedad tan corrompida que luego nuestros hijos saldrán como quieran porque lo que vean en el cole o en la calle eso no podemos controlárselo y lo peor de todo y si tienen malas juntas pero ay todavía podemos hacer algo.
A mí personalmente mis padre me han dado todo lo mejor que ellos han crido y yo creo que lo han echo estupendísimamente pero como todos los seres humanos yo e cogido solo lo que yo e creído que era bueno para mí aunque todo lo que ellos me hayan ofrecido sea bueno

Anónimo dijo...

muy buena tu reflesion yo como padre y como tu bien dices intento educarlos lo mejor que puedo o que se, aunque ahora son pequeños, pero luego estan las amistades y las juntas que es donde ya no podemos hacer nada, solo esperar que todo nuestro esfuerzo haya servido para algo
cacike.cola

Anónimo dijo...

Algunos modelos de educación de algunos padres dejan mucho que desear. Visto el perro puedes hacerte una idea de los perritos.

nugara dijo...

Yo no soy madre, me imagino que debe ser una responsabilidad enorme, pero yo soy de la opinión que hay que educarlos en valores, como tu bien dices, ayudarles a hacerse personas responsables, para luego llegados a una edad dejarlos libres y que ellos sean responsables de su vida y de sus equivocaciones,(siempre que no te saquen los ojos).

La Picapleitos dijo...

Es muy importante el modelo de educación que le demos a nuestros hijos. De ello depende en gran medida nuestro éxito como padres. Aunque agentes externos vengan a incidir en su comportamiento posterior si tienen bases sólidas el triunfo está casi asegurado. Esa es mi ipinión

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...