BIENVENIDOS A YUMYS GALAXY, EL RINCÓN DE MARCO ATILIO.

domingo, 2 de septiembre de 2012

La casta política

A continuación les transcribo un interesante artículo titulado “La casta política”, escrito por Manuel Ángel Fuentes, (Comanleg) en la Red, y que define muy bien a los políticos que tenemos la mala suerte de padecer en España.
 
a (1)

La implantación del sistema de castas en España como forma de la organización de la estructura social en la población española data desde el principio de la llamada "democracia" cuando los llamados "Padres de la Constitución" se encargaron de poner las piedras, para que con el tiempo, se produjera una diferenciación social que ha traído consigo el establecimiento de prácticas discriminatorias hacia las castas menos privilegiadas, la diferenciación entre castas cada día es más notable y descarada.
 
De aquellas lluvias, estos charcos, o bien de aquéllos barros, nos vienen estos lodos:
 
La casta política
 
Un grupo cerrado, homogéneo y donde los herederos tienen mucho camino recorrido, no solo se constituyen como casta, sino que además arremeten contra los ciudadanos que creyendo sus mentiras y confiando en su honestidad les han votado, dejándolos y haciéndoles pagar sus privilegios y fastuoso modo de vida. Los políticos principalmente fabrican leyes y más leyes para controlar al ciudadano y convertirlo en pagano de sus lujosas vidas dominadas por el derroche y el lujo.
 
La casta política española, compuesta por PP, PSOE y los nacionalistas de "infla mi cuenta si quieres mi apoyo" juega a mostrarnos una obra de teatro añeja, antigua y deplorable, que muchos siguen disfrutando, mientras nos ocultan e impiden ver quién y cómo se manejan los hilos. Todo esto con el único propósito de salirse con la suya, gozando y haciendo que sus prerrogativas y su impunidad salgan siempre triunfantes para sus intereses y para ellos: "la casta política", para que así esta casta maldita y buena para nada, pueda seguir viviendo con lujo, desahogo y holgura, sin hacer nada y a costa de todos los españolitos de a pie. Tenemos un gobierno inútil y parasitario en toda regla. 
 
La casta de los políticos suelen blindar herméticamente sus posiciones para evitar que entren nuevos miembros en sus dominios, es por ello que siempre vemos a los mismos aprovechados y vividores ocupando distintos puestos, aunque no tengan ni puñetera idea de esa función.
 
La casta sindicalista
 
Estos son unos sinvergüenzas con la legitimación del PP y PSOE. Los liberados sindicales son un grupo de personas que se dedican a no pegar golpe, cobrar sueldos como si trabajaran, ir añadiendo antigüedad laboral, ocupando y copando puestos de trabajo que seguramente nunca utilizarán. Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística correspondientes al primer trimestre de 2012, el total del coste salarial de los liberados de UGT y CC.OO. es de 1.700 millones de euros anuales, a esta cantidad hay que añadir los delegados con horas a disposición de sus sindicatos que pertenecen a otras organizaciones de las 25 que han renovado representación en sus respectivos procesos. De esta manera, un total de 17.000 liberados más completarían los costes de UGT y CC OO o lo que es lo mismo, habría que sumar otros 115,4 millones de euros al coste (1700 millones de €) de los trabajadores de los sindicatos al que tienen que hacer frente las empresas públicas y privadas de España.
 
La casta autonómica
 
Estos tienen delito, son unos verdaderos mal nacidos, sin conciencia, ya que para legitimar sus puestos y sillones tienden a defender cualquier cosa que les beneficie personalmente, sin importarles que eso conlleve la desunión, la destrucción nacional, la paz ciudadana y los valores como país. Un ejemplo lo podemos ver con las lenguas autonómicas, los que defienden su uso y la enseñanza obligatoria, esos pertenecen a la casta autonómica, si en España se recortasen las administraciones autonómicas no haría falta quitar un solo euro a la sanidad o la educación.
 
En el diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe, en su segunda acepción, la palabra "casta", viene recogida de la siguiente manera: "parte de los habitantes de una sociedad que forma una clase especial, sin mezclarse con los demás".
 
a (2)

Observando el proceder y los privilegios de los que disfrutan nuestros políticos, no tengo más remedio que reconocer dolorosamente que éstos se hacen merecedores de la citada acepción para desgracia del pueblo. Otra cosa que me revuelve el pensamiento es que esta casta deleznable es también, desgraciadamente, la que representa a nuestro dócil, aborregado y manipulable pueblo.
 
El pueblo español está cada vez más sorprendido e indignado ante la impunidad del poder político, el imperio de la mentira, la inutilidad de las instituciones y la inmoralidad de la casta dirigente.
 
Por lo tanto, tenemos que desterrar a toda esta mafia de mangantes que han dirigido la política social, judicial, crediticia, de inversión, financiera, tributaria, monetaria, salarial, fiscal, exterior, y económica de España los últimos años y poner los medios para que gente como esa no vuelva a ocupar cargos de responsabilidad nunca más.
 
a

España tiene el dudoso privilegio de ser el país con más políticos por habitante que hay en Europa. Y yo me pregunto: ¿Por qué no recortan drásticamente el número de políticos? Ni a mí, ni al resto de españoles, nos sirve de nada que anuncien que se van a eliminar un 30% de concejales, cuando todo el mundo sabe que los que van a quitar son precisamente los que no tienen sueldo.
 
El sistema electoral impuesto en España NO es representativo, sino que es una forma de partitocracia en la que a la ciudadanía sólo se le permite votar y callar. La partitocracia ha provocado la creación de miles de "puestos de trabajo" improductivos y cautivos, para contentar y pagar los votos de los militantes que con banderitas los acompañan sistemáticamente en todos sus mítines.
 
Desgraciadamente, nuestro "sistema antidemocrático" o, mejor dicho, la dictadura política derivada del bipartidismo corrupto (partitocracia) en la que se encuentra sumida España, únicamente contempla sustituir a los políticos mediante un proceso electoral. En la mayoría de los casos, ni siquiera son sustituidos los políticos cuando estos están relacionados con algún caso de corrupción debido a la politización de la justicia y al corrupto corporativismo que impera en los partidos políticos.
 
Debemos tomar medidas ejemplares y sin precedentes contra la casta. Me parece a mí que esto está tomando ya los tintes de ser o ellos o nosotros...
 
España no levantará cabeza nunca si sigue la casta parasitaria exprimiéndonos y pisoteando nuestros derechos, si sigue este latrocinio, el saqueo, la corrupción y el derroche por parte de la casta política que, lamentablemente, contrasta con el drama social que vivimos (cada vez más) muchos españoles.
 
 
Manuel Ángel Fuentes (Comanleg)























3 comentarios:

IGALA dijo...

En general (porque quiero creer que hay excepciones, aunque es mucho creer), la clase política son gentes que no son capaces de vivir de sus respectivas profesiones y se enganchan al único medio en donde no se les pedirá ningún tipo de cualificación ni eficiencia, supongo que porque son malísimos profesionales y eligen la política como una manera de no morirse de hambre.

Anónimo dijo...

Decía Miguel Delibes: "Para el que no tiene nada, la política es una tentación comprensible, porque es una manera de vivir con bastante facilidad". ¡Qué razón tenía!

T.J. dijo...

A esta casta pertenecen "lumbreras" como Bibiana Aído, Leyre Pajín..., aprovechados como Ángeles Gozález Sinde, Pepiño Blanco..., ineptos como Rodríguez Zapatero, Mariano Rajoy..., fachas hasta la médula como María Dolores de Cospedal, Esperanza Aguirre..., y un sinfín de gente que la historia maltratará (y con razón) por ser en cualquier caso gente menor y que no aportarán nada positivo, repito, nada positivo, a la propia historia y su paso por la política quedará como una broma macabra.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...