BIENVENIDOS A YUMYS GALAXY, EL RINCÓN DE MARCO ATILIO.

domingo, 17 de noviembre de 2013

El Universo y la existencia de Dios

Dios

Mucha gente sabe que el Universo está expandiéndose como ya postulara en 1929 el astrónomo estadounidense Edwin Hubble. Por eso, al observar el Universo tal como es en la actualidad podemos atrasar el reloj y deducir como fue en el pasado. Al retroceder en el tiempo, el Universo se encoge. Llegados a un determinado punto, lo vemos del tamaño de una galaxia actual, más tarde lo veríamos del tamaño de una estrella y luego de un planeta, de una naranja y de un átomo. Cuando es más pequeño que un átomo nos adentramos en el complejo mundo de la mecánica cuántica. Uno de sus principios fundamentales es que muchas de las características de los objetos están interrelacionadas, de manera que cuanto más conocemos de una, menos sabemos de otra. Por ejemplo: cuanto mejor se calcula la posición de un electrón, menos sabemos de su velocidad. Cuanto más precisamos un determinado aspecto de un objeto gobernado por procesos de mecánica cuántica, más escurridiza se vuelve otra propiedad. Es casi como si existiera una censura cósmica a muy pequeñas escalas. Cuanto más de cerca miramos las cosas, más difuminadas las vemos.

Esto nos dice que cuando el Universo era realmente muy pequeño, poco podemos saber sobre cómo era en realidad. Nuestros conocimientos de física y nuestras ecuaciones nos dicen mucho acerca de su estado cuando tenía un día, una hora, un segundo, incluso una pequeña fracción de nanosegundo. Pero si retrocedemos en el tiempo hasta el momento en que el Universo tenía 10-43 segundos de vida nuestra física resulta inútil. Hay un velo que oculta los verdaderos inicios del Universo, más atrás de lo que podemos ver directamente. Es como si no se nos permitiera penetrar en la esencia misma de Dios.
 
Por otra parte, algunas teorías apuntan a que en realidad el Universo no lo es todo. Puede que exista alguna clase de meta-Universo, un marco del que estamos excluidos para siempre y del que nuestro Universo sería solamente un subconjunto. Este otro Universo ya existía antes de que apareciera el nuestro y es semejante a él, con idénticas o similares leyes físicas que lo controlan, incluida la mecánica cuántica.
 
Cuando uno trata estos temas, se queda un poco en fuera de juego porque nuestro intelecto, percepción y compresión humanos no son capaces de entender algo tan extraño, complejo y de semejante magnificencia.
 
De cualquier manera pienso que todo lo que vemos y también aquello que escapa a nuestros sentidos debe ser la obra de un Ser Supremo, de un Creador, de un Ente, de algo al que los humanos nos aferramos porque en el fondo necesitamos que exista algo que en definitiva dé sentido a nuestras insignificantes existencias. Aunque también pienso que esto será una simple cuestión de fe y no un axioma ni un dogma absolutos. Por no saber ni siquiera sabemos exactamente qué es el Universo, sabemos que es un sinfín de cosas, literalmente lo es todo, pero también sabemos que el Universo es un lugar endiabladamente raro en donde ocurren cosas realmente extrañas.
 
Marco Atilio




10 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo personalmente creo que toda esta grandeza no ha podido crearse sola. Algo o alguien tuvo que encender la mecha para que arrancara toda esta maravilla que nos rodea. No puedo concebir que toda esta petfeccion (y me refiero solo al universo porque si hablamos de los seres humanos seria harina de otro costal) haya surgido de la nada. Es mi modesta opinión.

rauf Khaliulin dijo...

Si el universo era pequeño, si empezó en algún momento, si hay dios , si no lo hay. Son cosas tan grandes tan monstruosas que me asustan na más que leer este artículo.
Quizás por este motivo no me atrevo nunca reflexionar profundamente en este complicado mundo, quizás soy cobarde, quizás otra cosa...
Claro esta que tú eres muy valiente, eres gran pensador, Paco.

Marco Atilio dijo...

A Anónimo: Totalmente de acuerdo. De todas maneras es algo que el ser humano no ha podido demostrar y supongo que no podrá hacerlo jamás. Como mi fe es grande no es extraño que crea que toda esta grandeza ha debido ser creada por algún ser superior.

A Rauf Khaliulin: Desde que me aficioné a la astronomía y comencé a bucear en el mundo de las estrellas, de las galaxias, de los agujeros negros y también en el mundo de los átomos, de los protones, de los electrones, de los quarks, de las propiedades de la materia y de la mecánica cuántica... Empecé a reflexionar, desde un sentido estrictamente metafísico, que toda aquella perfección y magnificencia tuvo que haber sido creada por alguien o algo, que detrás de aquella maravilla que se habría ante mí a través de libros, revistas, videos, observaciones a simple vista, con prismáticos y con telescopio, todo aquello que es y forma parte del Universo era obra de Dios. Supongo que porque yo también necesito que exista algo que dé sentido a mi vida y porque tengo una fe inquebrantable, que aunque a veces se resquebraje luego surge con más fuerza cual ave fénix. Sin embargo, también la creación del Universo puede explicarse sin la existencia de Dios. De cualquier manera todo son teorías, muchas teorías que intentan explicar el nacimiento, evolución y muerte del Universo, un lugar, como digo en el artículo, endemoniadamente raro en donde ocurren cosas realmente extrañas. Gracias por tu comentario.

E.E.C.49 dijo...

Sería muy simpático que existiera dios, que hubiese creado el mundo y fuese una benevolente providencia; que existieran un orden moral en el universo y una vida futura; pero es un hecho muy sorprendente el que todo esto sea exactamente lo que nosotros nos sentimos obligados a desear que exista.
(Sigmund Freud)

Anónimo dijo...

Uf, demasiado complicado para emitir una opinión. Puede que haya algo o puede que no. Qui lo sa.

Pueblerina dijo...

Yo no tengo ninguna duda de que toda esta maravilla que nos rodea, estrellas, planetas, galaxias, han tenido que ser creadas por algun ser superior. Yo en mi caso lo llamo Dios porque soy creyente. Todo esto es demasiado perfgecto para que se haya creado solo.

Anónimo dijo...

Dios existe, Dios existe, Dios existe, Dios existe...

Marco Atilio dijo...

Tampoco hay que ser tan taxativo, el que exista o no Dios es una cuestión de fe. Yo quiero creer que toda esta complejidad, toda esta maravilla que nos rodea, la propia vida, no se ha hecho sola, tiene que haber sido creada por algo o por alguien. De lo contrario me llevaría una tremenda decepción.

Xisco dijo...

Claro que hay un velo que no nos permite ver más allá. Porque el Ser Supremo, el Hacedor lo ha querido así, nos ha dejado llegar muy cerca pero no nos revela el axioma absoluto, es decir ver el principio de todos los principios, ver al mísmisimo Creador. Nuestras pequeñisimas mentes no son capaces de vislumbrar siquiera este gran misterio que es el Universo y su creación.

Anónimo dijo...

. COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
EN LA CONDUCCION DIARIA

Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

Ejemplo:

Ceder el paso a un peatón.

Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

Poner un intermitente

Cada vez que cedes el paso a un peatón

o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


Atentamente:
Joaquin Gorreta 55 años

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...