BIENVENIDOS A YUMYS GALAXY, EL RINCÓN DE MARCO ATILIO.

miércoles, 1 de agosto de 2012

La crisis era predecible (Vicenç Navarro)

Vicenç Navarro

Por su interés, (al menos para mí y espero que para vosotros también) reproduzco a continuación un artículo del profesor Vicenç Navarro (una de las voces más autorizadas del mundo en cuestiones económicas) titulado “La crisis era predecible”, artículo que hallaréis en su página web: 
 
 
Al final del artículo tenéis una breve biografía del profesor Navarro que he sacado de esta dirección de Internet: 
 
 
El artículo en cuestión dice literalmente así: 
 
“Lo que es sorprendente de las declaraciones hechas a las Cortes Españolas de algunos de los mayores responsables de las políticas financieras del país es su admisión de que la crisis cogió a todos por sorpresa y que no podía haberse prevenido. Considero estas declaraciones muy preocupantes pues era fácil de prever que habría una crisis muy grave. En realidad, algunos de nosotros la predijimos. No era difícil verla venir. 
 
Veamos por partes. Y analicemos primero cómo se detecta una burbuja como, por ejemplo, una burbuja inmobiliaria. Se mira, en primer lugar, la evolución de los precios del producto sujeto de la burbuja, en este caso, la vivienda. Y se ve rápidamente que estos precios suben enormemente. En sí este gran crecimiento no es indicador de una burbuja. Sí que lo es, sin embargo, cuando todos los demás precios, comenzando por el precio del trabajo –es decir los salarios- no suben. Entonces sí que hay una burbuja. Los salarios y el número de asalariados son, en cualquier país, uno de los factores más importantes para conocer el nivel de demanda de un producto de consumo popular. Pues bien, esto es lo que ocurrió en España desde 1998 a 2007. El precio de las viviendas subía y subía y en cambio el precio de los alquileres, por ejemplo, casi no subía. En realidad estaba estancado. Si la causa del crecimiento de los precios de la vivienda y de la construcción era el crecimiento demográfico ¿cómo podría explicarse que el precio del alquiler no subiera también? 
 
A riesgo de parecer repetitivo, hay que subrayar que una de las variables más importantes para detectar una burbuja es la diferencia entre el precio de un producto y el nivel de capacidad adquisitiva de la mayoría de la población, es decir, de las clases populares, que viene dado por lo que se llama masa salarial, que son los salarios de todos los trabajadores. El nivel salarial y el número de gente asalariada configuran una variable clave para entender la capacidad adquisitiva de la población, la gran mayoría de la cual son las clases populares. 
 
Como esta capacidad adquisitiva no subía, y el precio de la vivienda sí que subía, la población tuvo que pedir prestado mucho, mucho dinero. Y esta es la raíz del enorme endeudamiento de las familias españolas. Esta realidad apenas ha sido citada en los medios de mayor difusión del país, que explican el endeudamiento por el fácil acceso al crédito. Es cierto que la entrada de España en la Eurozona facilitó el acceso al crédito. Pero ello no es razón suficiente para explicar el enorme endeudamiento, pues otros países de la Eurozona también tenían fácil acceso al crédito y su nivel de endeudamiento nunca alcanzó los niveles que alcanzó el de España. Ahora bien, mientras el crédito continuara fluyendo, todo parecía normal. 
 
Pero un analista crítico de la realidad podría haber visto que tanto crédito era insostenible y podía crear un problema mayor, como así fue. Cuando la banca alemana, que era la mayor fuente de crédito, así como la francesa, se paralizaron (llenas de pánico porque descubrieron que estaban contaminadas por productos tóxicos procedentes de la banca estadounidense) todo el sistema colapsó, es decir, la enorme burbuja inmobiliaria explotó, arrastrando con ello el 10% del PIB español en cuestión de meses. Fue un tsunami financiero, resultado, en gran parte, de la enorme avaricia de los especuladores –la banca y el sector inmobiliario- y la complicidad, además de la incompetencia, del equipo directivo del Banco de España que es, en teoría, el regulador de la banca y la agencia responsable de prevenir esta catástrofe. La enorme irresponsabilidad de tales dirigentes fue desoír las voces críticas que estábamos alertando del problema, incluidas las de técnicos del Banco de España.
 
Es imposible rellenar este vacío de un 10% del PIB substituyéndolo por otras actividades con las políticas de austeridad (recortes y más recortes) que se están siguiendo en España. También lo dijimos al principio de la crisis unos pocos sin que nos hicieran caso. Es obvio que estas políticas son suicidas económicamente porque cuando el sector privado está tan endeudado como lo está el español, el único que puede estimular la economía es el sector público ¡Y lo están recortando! Esto es un indicador del dogmatismo de los economistas neoliberales (que dominan la cultura económica del país) que, a pesar de la enorme evidencia de que las políticas de austeridad están llevando al país a un gigantesco desastre, continúan promoviendo y llevando a cabo tales políticas, insistiendo miles de veces en que tales medidas son necesarias para recuperar la famosa confianza de los mercados, ignorando que el que marca los intereses de la deuda pública es el Banco Central Europeo, que como he dicho muchas veces, no es un Banco Central, sino un lobby de la banca alemana y del Banco Central alemán. 
 
Es importante señalar que algunos de estos neoliberales añaden que las políticas de austeridad son insuficientes y hay que complementarlas con políticas de crecimiento, desconociendo que estas últimas no serán eficaces a no ser que se eliminen las primeras. Como todo dogma, la causa de que se reproduzca, a pesar de su obvia falsedad, es porque sirve intereses económicos y financieros que se benefician de tales políticas. He documentado y publicado una larga lista de beneficiarios de la reproducción de dicho dogma neoliberal, que van desde la gran banca y gran patronal alemana a la gran banca y gran patronal española. La banca alemana se beneficia del enorme flujo de capitales de la periferia (incluyendo España) al centro (Alemania) y la gran patronal alemana se beneficia de los relativamente bajos salarios de los trabajadores alemanes (en relación con su productividad) y de la imposibilidad de los países periféricos (incluida España) de devaluar la moneda para poder competir con sus productos: la gran banca española, porque se está reestructurando el sistema financiero en términos muy favorables a ella y con gran apoyo de fondos públicos, y la gran patronal española (que genera su propio crédito) porque está consiguiendo lo que siempre ha deseado, bajar los salarios y debilitar a los sindicatos, y eliminar el Estado del Bienestar. 
 
Ahora bien, existen alternativas (ver Hay alternativas. Propuestas para crear empleo y bienestar social en España y Lo que España necesita. Una réplica con propuestas alternativas a la política de recortes del PP, de Vicenç Navarro, Juan Torres y Alberto Garzón). España tiene los recursos para salir de la crisis. Sólo un dato: si España tuviera los mismos ingresos al Estado que Suecia, el Estado español ingresaría 200.000 millones de euros más, con lo cual se podrían crear cinco millones de puestos de trabajo, eliminándose el desempleo que es el problema humano, social y económico más grave que tiene España. El hecho de que ello no ocurra se debe, no a causas económicas y/o financieras, sino políticas, es decir, al enorme poder que las fuerzas conservadoras tienen sobre el Estado español. Así de claro”. 
 
Biografía del profesor Navarro
 
El Profesor Vicenç Navarro se licenció en Medicina y Cirugía en la Universidad de Barcelona en el año 1962. Se exilió de España por su lucha anti-franquista, pasando por universidades de Suecia (Uppsala y Estocolmo), donde estudió Economía Política; Reino Unido (London School of Economics, Oxford y Edimburgo), donde estudió Políticas Públicas y Sociales; y EE. UU. (Johns Hopkins University), donde se doctoró en Políticas Públicas y Sociales en 1967. Allí también fue nombrado profesor y, posteriormente, catedrático de Políticas Sanitarias y Sociales, Políticas Públicas y Estudios Políticos desde el año 1977. 
 
Ha sido asesor de la Organización de las Naciones Unidas, de la Organización Mundial de la Salud y de muchos gobiernos del mundo: el gobierno chileno de Unidad Popular, presidido por Salvador Allende, y el gobierno cubano (sobre la reforma sanitaria), del gobierno socialdemócrata sueco, de varios gobiernos estadounidenses -entre ellos el de Bill Clinton- y del Congreso de Estados Unidos. En 1992, Hillary Rodham Clinton, responsable del grupo de trabajo encargado de realizar la reforma sanitaria, le invitó a integrarse, trabajando en la Casa Blanca durante 1993; así como de otros organismos nacionales e internacionales. 
 
En España ha sido Catedrático de Economía Aplicada en la Universidad de Barcelona. En la actualidad es catedrático de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Pompeu Fabra (Barcelona), profesor de Políticas Públicas, en la Johns Hopkins University (Washington DC, EEUU) y dirige el Programa en Políticas Públicas y Sociales (conjunto entre la Universidad Pompeu Fabra y The Johns Hopkins University). 
 
Además dirige el Observatorio Social de España, una red de académicos e investigadores de varias universidades, expertos en el estudio de diversas áreas del Estado del Bienestar. 
 
Actualmente es el rector emérito de la Universidad Progresista de Verano de Cataluña (Universitat Progressista d'Estiu de Catalunya, UPEC). 
 
Navarro, según el Lauder Institute, es uno de los científicos sociales españoles más citados del mundo. 
 
Marco Atilio



















4 comentarios:

E.E.C. 49 dijo...

Bien por el profesor Navarro, las cosas meridianamente claras, al pan pan y al vino vino. Todo esto huele a podrido, estamos inmersos en una gran mentira y todo es pura hipocresía.

Anónimo dijo...

Cierto es que Vicenç Navarro es una de las voces más autorizadas en materia de economía y sociopolítica del mundo, su curricúlum le avala. Un autor al que sigo desde hace tiempo y cuyas opiniones y artículos reflejan y alertan de la mentira en la que nos tienen imbuidos las fuerzas neoliberales de España y de Europa. Ojalá en un futuro (que espero no sea demasiado lejano) algún político con verguenza y sentido común le pidiera asesoramiento, otro gallo nos cantaría. ¿Será eso posible? Difícil lo veo. Aunque sería bonito que sucediera.

Alberto H. T. dijo...

No creo que esto tenga una salida fácil. No creo que la gente se aguante a que se les depoje de todos los derechos adquiridos durante tantos años de lucha. No creo que la gente se deje morir de hambre. No creo que esto se solucione de una forma pacífica visto que una vez y otra también se redunda en las mismas políticas que solo hacen crear más y más pobreza. Me da la impresión que esto es como un volcán a pundo de estallar y que solo estamos en una calma tensa y que cuando la tempestad se desencadene van a producirse acontecimientos muy desagradables y que a lo mejor (ojalá me equivoque) las calles se van a teñir de sangre. La situación es insoportable por el mal hacer de las políticas neoliberales de los gobiernos europeos con Alemania a la cabeza que despojan a las gentes de todo cuanto tienen para beneficiar con ello a los bancos acreedores alemanes. Esto es de una desfachatez que raya en el más puro genocidio económico que la humanidad haya conocido jamás. Es mi opinión y así la expreso en tu blog, (la primera vez que comento en él aunque llevo ya algún tiempo visitándote) con tu permiso Marco Atilio.

T.J. dijo...

España necesita analistas como el profesor Navarro. Ojalá Rajoy le pidiera consejo y no se dejara llevar por las recetas del De Guindos o Montoro, dos ineptos de campeonato. Pero el pensamiento único en el que está imbuido el PP no les deja aceptar que hay soluciones mucho más sociales y menos injustas que las que están poniendo en práctica para sacarnos de la crisis.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...